Policía provoca escalada de violencia en Ferguson

Entre los arrestados, una sobreviviente del Holocausto. ¿Tiene conflicto de intereses el Fiscal del condado designado para el caso de asesinato de Michael Brown?

Autor:

Juventud Rebelde

FERGUSON, agosto 20.— La policía de este poblado del estado de Missouri provoca la escalada de violencia en sus calles, según afirma el portal digital antiwar.com, que reportaba sobre los arrestos de al menos 78 personas, la mayoría bajo el cargo de «rehusar dispersarse», porque se mantienen las protestas a pesar de que el cuerpo represivo dispara gases lacrimógenos contra la multitud.

Entre los detenidos en el condado de St. Louis, dice el diario británico The Independent, está la activista de derechos humanos Hedy Epstein, de 90 años de edad y sobreviviente del Holocausto, quien dijo que «el racismo está vivo en Estados Unidos». Hedy reside en St. Louis y salió el lunes a protestar luego de que el gobernador Jay Nixon decidiera enviar a la Guardia Nacional a Ferguson.

Varias docenas de manifestantes rodearon este miércoles la corte de ese condado cercano a Ferguson, poblado donde ocurrió el sábado 9 de agosto el asesinato del afroamericano Michael Brown por parte de Darren Wilson, un policía blanco.

Se espera que un gran jurado allí comience las audiencias, que analice las evidencias sobre la muerte del joven desarmado y que  decida si le imputan cargos criminales al agente Wilson.

Una línea de agentes de la policía custodia la corte, de la que el representante demócrata William Lacy Clay dijo a NBC News: «No le tenemos ninguna confianza al Fiscal de la oficina del condado de St. Louis. No le tengo fe a él, pero sí confío en el FBI y el Departamento de Justicia» —otras instituciones que están llevando a cabo investigaciones paralelas.

Ese sentimiento sobre el fiscal Robert P. McCulloch es común entre la población de St. Louis y de Ferguson, por su historia personal y actuaciones: Su padre policía murió «en la línea del deber» en un tiroteo con un secuestrador negro cuando él tenía 12 años, y su madre, hermanos, tío y primo también trabajan para el departamento de policía de St. Louis.

Entre sus decisiones como fiscal, hace una década McCulloch provocó protestas cuando justificó y no acusó a dos oficiales que mataron en un parqueo a dos hombres negros (Earl Murray y Ronald Beasley), quienes habían sido convictos por posesión de drogas en el pasado y a los que el fiscal tildó de «vagabundos».

Esos policías les dispararon 21 balazos a Murray y Beasley, pero McCulloch insistió en que la muerte de su padre —que fue prominente en la propaganda durante su primera campaña al cargo de fiscal—, había sido «increíblemente irrelevante» en su decisión de que los policías estaban plenamente justificados porque temían por su seguridad.

A St. Louis ya llegó el fiscal general de Estados Unidos, Eric Holder, quien en un mensaje a la población de Ferguson, publicado en el diario St.Louis Post-Dispatch, prometió una investigación federal «justa y exhaustiva». Holder planea reunirse con líderes de la comunidad, según dijo NBC News.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.