Acuerdo con acreedores sacude a Gobierno griego

El entendimiento, que no convenció ni a Tsipras, ha provocado renuncias y sucesiones inesperadas en el Ejecutivo

Autor:

Juventud Rebelde

ATENAS, julio 17.— El primer ministro griego, Alexis Tsipras, cesó en el cargo a ministros que votaron en contra de las reformas exigidas por los acreedores internacionales a cambio de un acuerdo de rescate.

Tsipras quedó debilitado por una revuelta entre legisladores de su partido Syriza, que el jueves votaron en contra de las medidas en el Parlamento forzándolo a depender de votos de la oposición para aprobar el polémico paquete de rescate.

Reuters recuerda que, a cambio de financiamiento por 86 000 millones de euros, Grecia ha aceptado significativos ajustes de pensiones, incrementos en el impuesto al valor agregado, una revisión de acuerdos colectivos y severos límites al gasto público.

El ministro de Trabajo, Panos Skourletis, se convertirá en ministro de Energía en reemplazo de Panagiotis Lafazanis, uno de los «rebeldes duros» dentro de Syriza.

El titular de Reformas Administrativas, George Katrougalos, será ministro de Trabajo. Tryfon Alexiadis fue nombrado nuevo viceministro de Finanzas, en reemplazo de Nadia Valavani, quien renunció esta semana. Euclides Tsakalotos, quien asumió como titular de Finanzas el 6 de julio en reemplazo del renunciante Yanis Varoufakis, mantuvo su cartera; además, el académico Christoforos Vernardakis se convertirá en viceministro de Defensa.

Al reportar otros cambios, la agencia Xinhua refiere que Dimitris Vitsas fue nombrado nuevo ministro alterno de Defensa para reemplazar a Costas Isichos, otro legislador de Syriza que votó contra el acuerdo. Yannis Amanatidis fue designado como nuevo viceministro de Relaciones Exteriores para Asuntos Europeos para reemplazar a Nikos Chountis, que dejó su escaño en el Parlamento para viajar a Bruselas y sustituir a Manolis Glezos, quien renunció como miembro del Parlamento Europeo.

En vísperas de la remodelación, Alexis Tsipras había asegurado que gobernará en minoría hasta cerrar el acuerdo definitivo con los socios para un tercer programa de rescate.

En la votación del paquete de reformas que los acreedores exigieron para iniciar las negociaciones, 64 diputados —32 de ellos de su propio partido— negaron el apoyo a Tsipras, lo que obligó al Ejecutivo a buscar fórmulas para garantizar la estabilidad política.

«La decisión de nuestros compañeros pone en duda su apoyo al primer Gobierno izquierdista de la historia del país y a partir de ahora estoy obligado a seguir con un Gobierno en minoría hasta que se concluya un acuerdo», dijo Tsipras.

EFE reporta que, en reunión con su equipo de cara a la votación, Tsipras preguntó a «cada miembro del grupo parlamentario y a cada diputado por separado», si creían que habían sido sometidos a un «chantaje real» (por los acreedores) con el riesgo de llevar el país a una quiebra desordenada, por lo que,  aún en caso afirmativo, deberían apoyar el acuerdo.

Tras no recibir ninguna «objeción fundamentada» de sus compañeros, Tsipras consideró el voto negativo de los 32 diputados de Syriza como una decisión de no «compartir» la responsabilidad ni con el Primer Ministro ni con el partido, lo que para él es una «violación de los principios de solidaridad y una herida» al interior de la formación.

«Personalmente, no permito que nadie, tras todo lo que pasé en los últimos seis meses, considere que sus dilemas de conciencia son más importantes que nuestros principios, valores, posiciones y referencias ideológicas», concluyó Tsipras.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.