Condena internacional por asesinato de Berta Cáceres en Honduras

Los primeros en expresar su repudio fueron cientos de hondureños que todavía protestan la violencia contra las comunidades indígenas y la expropiación de sus recursos naturales

Autor:

Juventud Rebelde

TEGUCIGALPA, marzo 4.— Foros sociales, organizaciones a favor de los derechos humanos y personalidades de diversos ámbitos mantienen las muestras de indignación por el asesinato de la líder indígena hondureña Berta Cáceres.

Los primeros en expresar su repudio fueron cientos de hondureños que todavía protestan la violencia contra las comunidades indígenas y la expropiación de sus recursos naturales, causas por las que Cáceres alzó su voz en defensa del pueblo lenca, dijo PL.

Cientos de indignados activistas del movimiento social de Honduras se congregaron este viernes en torno al féretro con los restos de la ambientalista indígena, asesinada el jueves en su hogar en el poblado La Esperanza.

«Vamos a continuar la lucha de ella contra este sistema depredador», afirmó Norma Cruz, del Partido Socialista de los Trabajadores, dirigiéndose a unas 300 personas reunidas bajo un toldo en el patio de la casa de Berta Flores, la madre de la dirigente asesinada, reportó AFP.

Cáceres, quien era coordinadora del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas (Copinh) fue asesinada por dos desconocidos que le dispararon al menos ocho tiros después de un violento forcejeo en el que Berta sufrió la fractura de un brazo y una pierna, agregó AFP.

Se espera una mayor afluencia de vecinos y activistas sociales de todo el  país para el sepelio, que está programado para el mediodía de este sábado.

La muerte de la activista del medio ambiente trascendió rápidamente las fronteras y provocó reacciones de condena en todo el mundo, agregó PL.

«Quieren detener el incendio que se propaga pero hay fuegos que con agua no se apagan. El asesinato de Berta Cáceres multiplicará la lucha», publicó en su cuenta de Twitter el cantante puertorriqueño René Pérez, más conocido como el «Residente» del grupo musical Calle 13.

Mientras, la escritora canadiense Naomi Klein, de gran influencia en el movimiento contra la globalización neoliberal, también mostró su pesar ante lo que catalogó de «devastadora noticia. Berta era una líder crucial y firme defensora de la tierra».

A ellos se sumó el reciente ganador del Oscar, Leonardo DiCaprio, quien hizo un llamado a honrar las «valientes contribuciones» de la líder hondureña como «ecologista, humanitaria y una inspiración para todos».

En El Salvador y Guatemala siguen las protestas para demandar justicia, y también condenó el asesinato el Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, Rupert Colville, en declaraciones a la prensa.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.