Palestinos padecen nuevo muro israelí

Un nuevo muro de separación israelí comenzó a levantarse este jueves en los territorios de mayoría cristiana de Beit Jala y del valle Cremisan, cerca de la ciudad de Belén, en Cisjordania ocupada

Autor:

Juventud Rebelde

BEIT JALA, abril 7.— Un nuevo muro de separación israelí comenzó a levantarse este jueves en los territorios de mayoría cristiana de Beit Jala y del valle Cremisan, cerca de la ciudad de Belén, en Cisjordania ocupada, en medio de una tenaz resistencia de la comunidad palestina local.

Pese a que desde 2004 la Corte Internacional de Justicia dictaminó como ilegal la construcción de los muros que limitan a la población de Palestina, varias grúas comenzaron este 7 de abril a colocar bloques de hormigón de ocho metros de altura, según constató un fotógrafo de la AFP.

Xavier Abou Eid, portavoz de la Organización de Liberación de Palestina, dijo que la construcción del muro en el sector es «coherente con la política de apartheid del gobierno israelí en Cisjordania».

La nación judía comenzó en 2002 a construir esta barrera, que alcanzará con esta nueva sección unos 700 kilómetros. Tanto la Corte Internacional de Justicia como la Asamblea General de la ONU han exigido que sea desmantelada, sin que el Gobierno israelí haya cesado su edificación.

cifras de la oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) mostraron que en los últimos tres meses el ejército israelí ha triplicado con creces las demoliciones.

De acuerdo con un reporte de Reuters, de un promedio de 50 demoliciones mensuales en 2012-2015, estas han aumentado a 165 al mes, desde enero, y solo en febrero hubo 235 derribamientos.

«Es un incremento muy marcado y preocupante», dijo Catherine Cook, funcionaria de OCHA con sede en Jerusalén.

«Los más afectados son las comunidades agrícolas palestinas y beduinas que están en riesgo de un traslado forzoso, lo que es una clara violación a la ley internacional» agregó.

El general israelí Yoav Mordechai, coordinador de las actividades del gobierno de Tel Aviv en Cisjordania ocupada, aseveró el miércoles en el parlamento de Israel que está haciendo todo lo posible para ejecutar los 11 000 pedidos de demoliciones pendientes.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.