La ONU, otro frente de combate sirio

Damasco insistió en que no posee armas químicas y rechazó de manera categórica cualquier vinculación con su uso

Autor:

Juventud Rebelde

NACIONES UNIDAS, abril 5.— El Gobierno de Siria insistió este miércoles en el Consejo de Seguridad de la Organización de Naciones Unidas (ONU) en que no posee armas químicas y rechazó de manera categórica cualquier vinculación con su uso.

Siria y su ejército «no cuentan con armas químicas, nunca las hemos utilizado y nunca las emplearemos» afirmó el representante permanente alterno Mounzer Mounzer, durante una sesión sobre el uso de gases letales en Khan Sheikhun, Idleb, incidente que dejó 72 muertos y por el que Occidente acusa al Gobierno de Damasco.

PL informó que, según el diplomático, su país mantiene una posición de principios sobre este tema desde su incorporación a la Convención para la Prohibición de las Armas Químicas. Rechazamos el uso de este y de cualquier tipo de artefacto de destrucción masiva y apoyamos un Medio Oriente libre de ellos, afirmó ante el foro de 15 miembros.

Mounzer señaló que Siria ha colaborado con la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ), entidad que supervisó la eliminación de sustancias peligrosas en una nación que, denunció, es víctima de dos agresiones simultáneas: un ataque por parte de miembros permanentes del Consejo de Seguridad (Estados Unidos, Francia y Reino Unido) y otro por parte de grupos terroristas subordinados a esas potencias.

Parece que algunos aquí son amigos de la falsificación, la misma que empezó en 2003 con la acusación a Irak de disponer de armas de destrucción en masa, apostilló.

El asedio de Occidente contra el Gobierno sirio ha sido intenso esta semana. El martes, el presidente francés, Francois Hollande, acusó directamente al mandatario sirio, Bashar al-Assad, de ser el responsable del supuesto ataque con gas en la provincia de Idlib, en poder de los rebeldes.

En contraste —según informó Xinhua— el vicecanciller sirio, Faisal Mekdad, declaró a la televisión panárabe Mayadeen que detrás del ataque con armas químicas están los rebeldes, quienes son apoyados por Francia, Reino Unido, Turquía y Arabia Saudí. De igual modo, el Ministerio de Defensa de Rusia señaló este miércoles que la contaminación de gas mortal en Idlib fue causada por la explosión de armas químicas producidas por rebeldes.

Desde Washington, AFP reportó que el presidente Donald Trump culpa al Gobierno de Damasco. «Esos actos de odio por el régimen de Assad no pueden ser tolerados», dijo el jefe de la Casa Blanca, quien agregó que su «actitud en relación con Siria y Assad han cambiado. Ahora estamos hablando de otro nivel, completamente diferente». Al propio tiempo, Nikki Haley, embajadora de Estados Unidos en la ONU, amenazó con medidas unilaterales de su país en Siria.

Las dos grandes potencias militares mundiales mantienen sus discrepancias en este conflicto. Mientras Washington sostiene que las muertes fueron provocadas por gas nervioso sarín lanzado por aviones sirios, Moscú considera que el gas venenoso se filtró de un depósito de armas químicas de los rebeldes alcanzado por bombas sirias, señaló Reuters.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.