Europa reprende a trío «alérgico» a refugiados

Las negativas de Hungría, Polonia y República Checa a acoger a solicitantes de asilo son la cara más visible de un plan que no avanza

Autor:

Juventud Rebelde

ESTRASBURGO, junio 13.— La reiterada negativa de Hungría, Polonia y República Checa a acoger a refugiados obligó este martes a la Unión Europea (UE) a tomar medidas legales contra los tres países por no cumplir el plan adoptado en plena crisis migratoria y que debía plasmar la solidaridad europea frente a esa situación.

«La República Checa, Hungría y Polonia todavía no realizaron las acciones necesarias», por lo cual la Comisión Europea decidió «lanzar procedimientos de infracción contra esos tres Estados miembros», dijo en Estrasburgo el comisario europeo de Migración, Dimitris Avramopoulos, según reportó AFP.

En septiembre de 2015, los países de la UE se comprometieron a acoger inicialmente a unas 160 000 personas en dos años, pero al cabo, en el marco de estas reubicaciones desde Italia y Grecia, apenas se han trasladado unas 21 000.

Tras meses de advertencias, hasta el 9 de junio Polonia y Hungría seguían sin acoger a ningún solicitante de asilo, mientras República Checa sólo había reubicado a 12, procedentes de Grecia.

Ante el incumplimiento, Bruselas activará el miércoles procesos de infracción que, de llegar a su término, pueden implicar duras sanciones económicas a estos países por violar la legislación comunitaria. No obstante, el comisario europeo de Migración manifestó su deseo de que cambien su posición y dijo que «todavía hay tiempo».

El objetivo del plan era aliviar la presión migratoria sobre Italia y Grecia —adonde en 2015 llegó más de un millón de migrantes— trasladando a otros países de la UE, en virtud de una serie de cuotas, a los solicitantes con mayores probabilidades de obtener el asilo.

Cálculos del Ejecutivo comunitario señalan que unas 13 000 personas con derecho a ello continúan en estos países del sur de Europa a la espera de ser reubicadas, sin contar otros migrantes no registrados, llegados en 2016 y 2017.

El plan sacó a relucir las divisiones al interior de la UE, con el grupo de Visegrado (Polonia, Hungría, República Checa y Eslovaquia) en franca oposición. Eslovaquia y Hungría llevaron su postura ante la justicia europea y, junto con Rumanía y República Checa, votaron en contra de su adopción, pero la mayoría favorable de la UE lo volvió vinculante.

Alemania, con 5 658, y Francia, con 3 478, son los dos países que han acogido más solicitantes de asilo en el marco del programa, en tanto España ha reubicado en su suelo a 886 y Portugal, a 1 374.

El Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados, Filippo Grandi, dijo en Barcelona que el plan «ha sido una decepción a nivel continental» y se preguntó que, si Europa, «una unión de países ricos», no es capaz de compartir la responsabilidad, «¿cómo podemos decirle al resto del mundo que acoja refugiados?».

 

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.