Acciones presentes para tener un futuro

La conservación de los ecosistemas y de las especies de la flora y la fauna es un propósito que no puede desligarse de la comunidad, el Estado y los especialistas

Autor:

Mayte María Jiménez

Más de 900 proyectos y acciones de conservación desarrolla la Empresa Nacional para la Protección de la Flora y la Fauna en Cuba, los cuales complementan la educación ambiental, el manejo sostenible, el trabajo comunitario, la reproducción de especies en peligro de extinción, y la vigilancia en las 74 áreas protegidas que tiene la institución en el país.

Gabriel Brull, subdirector de Conservación de la empresa, señaló que estos programas tienen un impacto mayor en la salvaguarda de aquellas especies autóctonas, sobre todo en la flora, con más de 60 por ciento endémico, así como más de 70 por ciento de los reptiles, moluscos, anfibios y aves que son únicos del archipiélago, incluso del Caribe.

Una de las alternativas de mayor impacto abrazadas en los últimos años son las estaciones biológicas, que ya suman 106, en las que se realiza una labor especial de conservación de las especies, mediante la reproducción, la vigilancia y la protección de las mismas.

En estas acciones se ha trabajado intensamente con especies como las cotorras, el catey, el cocodrilo, los flamencos (una de las poblaciones más grandes del Caribe), las jutías y la grulla; y en el caso de la flora, se han realizado acciones de reproducción con la guana y maderas preciosas como el ébano, dagame, cedro, caoba y caguairán, entre otras.

Yanet Forneiro, especialista de Conservación de la empresa, significó que lograr una conciencia de salvaguarda en la población requiere de la educación y de que existan las condiciones para establecer una cultura de la protección.

«Si hablamos de individuos que han utilizado los recursos naturales de una región toda su vida, se hace muy difícil cambiar la mente de un día para otro, máxime cuando no solo los emplean para subsistir, sino con fines lucrativos, lo cual deriva en una sobreexplotación de los ecosistemas. En estos casos el trabajo de orientación y concientización es más complejo», advirtió.

No obstante, se ha implementado un gran programa comunitario, que incluye festivales marino-costeros para implicar a la población y que todos se sientan protagonistas de las acciones de conservación.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.