Cuba, la red sigue creciendo

Los servicios de telecomunicaciones seguirán creciendo en el futuro próximo, buscando soluciones tecnológicas, de seguridad y financieras para continuar acercándolos cada vez más a la población

Autor:

Amaury E. del Valle

Cuba seguirá incrementando los servicios de telecomunicaciones en el país, como parte de la estrategia de informatización de la sociedad cubana.

Según afirmaron recientemente en un encuentro con la prensa funcionarios del Ministerio de la Informática y las Comunicaciones (MIC), a pesar de las dificultades impuestas por el bloqueo económico y la actual coyuntura internacional, solo en el último mes se produjo un crecimiento en la conectividad internacional de un diez por ciento a partir de mayores capacidades en la conexión satelital, la cual tiene hoy una velocidad de 209 megabits de salida y de 379 megabits de entrada.

Este aumento, no obstante, es todavía insuficiente para las necesidades de desarrollo en el país en el sector informático. La conexión satelital, impuesta al país por la política de bloqueo de Estados Unidos, ralentiza las velocidades de conexión, si bien ya están en marcha algunas estrategias para ganar en eficiencia en el tráfico de voz y datos, así como en el reordenamiento del sector.

Al respecto, Ramón Linares Torres, viceministro primero del MIC, señaló que dadas las dificultades no solo tecnológicas, sino también financieras, el país seguirá priorizando el uso social de las nuevas tecnologías, incluida la conexión a Internet, como vía para garantizar el desarrollo del país.

Esto implica que actualmente se subvencione en moneda nacional la conectividad que se presta a universidades, centros de estudio, culturales y científicos, así como a entidades priorizadas, lo cual implica un alto costo para el país, por lo cual es necesario mantener determinadas medidas para recuperar al menos en parte esas inversiones.

Linares Torres explicó a la prensa que si bien fórmulas como el tendido del cable de fibra óptica entre Venezuela y Cuba, como parte de los acuerdos derivados de la Alternativa Bolivariana para los Pueblos de nuestra América (ALBA), cuando entre en funcionamiento proporcionará una mayor calidad en las infocomunicaciones, no significará necesariamente una extensión de las mismas.

Estos servicios —señaló— deben pagarse, no son gratis, y además tenemos todavía muchas dificultades en la infraestructura de telecomunicaciones del país, los cuales no solo implican altas inversiones, sino también la adquisición de tecnologías y garantizar la seguridad de estas prestaciones, tanto para evitar molestias innecesarias a los usuarios, como para evitar las agresiones enemigas a través de ellas.

Conectividad en alza

Para los próximos años, siempre en consonancia con las problemáticas económicas que para nadie son ajenas, el país prevé ejecutar inversiones para aumentar paulatinamente las capacidades de conectividad a Internet, estrategia en la cual además del financiamiento necesario, no se puede olvidar que la intención se ve torpedeada por existir tecnologías a las cuales no podemos acceder o que se nos hacen más costosas por el cerco económico impuesto por Estados Unidos.

De ahí que se mantenga la estrategia de privilegiar los accesos colectivos, como una vía para poder llegar a mayor cantidad de personas y aprovechar de forma más eficiente el ancho de banda con el cual se cuenta, priorizando puntos de interés social y comunitario, tales como escuelas, universidades, centros hospitalarios y de salud, culturales y artísticos, bibliotecas, instituciones de investigación y económicas, entre otras.

Igualmente se mantiene la intención de ir migrando paulatinamente el equipamiento que se utiliza en los organismos de la administración central del Estado a aplicaciones de código abierto.

En ese sentido, ya se trabaja en los requisitos generales que debe cumplir el equipamiento que se comercializa en el país, así como en la migración a manera de pilotaje en organismos como el Ministerio de Salud, Cultura, Educación, Informática y Comunicaciones, Industria Alimentaria o Agricultura, con la activa participación de las universidades en todo este proceso.

Todo lo anterior está respaldado además por la distribución de equipamiento y el máximo aprovechamiento del existente.

Más de medio millón de celulares

La telefonía sigue mejorando paulatinamente, aunque persisten insatisfacciones tanto con la cantidad de líneas en servicio como con los teléfonos públicos, donde se prevé reforzar la red de tarjetas Propia y se estudian otras soluciones para renovar a mediano plazo la plataforma actual.

Desde la decisión de abrir los servicios de telefonía móvil ha sido creciente la cantidad de usuarios de esta modalidad de comunicación, que ya alcanzó la cifra de 600 000 clientes.

Es previsible que este sector también se verá influenciado por los recortes en las inversiones debido a las problemáticas económicas, como sucede por ejemplo con el número de líneas de la telefonía fija, que no podrá crecer mucho debido a sus altos costos de inversión, y que dependerá más de buscar las reservas en eficiencia y reordenamiento de la red que actualmente realiza ETECSA.

Correos de Cuba es otra de las áreas donde se han registrado discretos avances, y solo en el año anterior debió manipular 140 millones de cartas, bultos postales, telegramas y tarjetas, entre otras piezas, así como 273 millones de ejemplares de prensa.

Aspectos como las quejas recibidas por los atrasos o problemas con el pago a los 724 000 jubilados y 339 000 pensionados han ido disminuyendo a partir de su reorganización, la cual incluyó la vinculación de estas personas a sus zonas postales de residencia, la creación de cuentas bancarias independientes por servicio, entre otras medidas.

Variadas disposiciones se han ejecutado para ir solucionando y eliminando las quejas por el robo de bultos postales, que alcanzó su momento más crítico a finales de 2008, y que llevó a la aplicación de medidas profundas en la Oficina de Cambio Internacional, o la decisión de indemnizar en moneda libremente convertible a los afectados, situación que ha ido mejorando sin que esté resuelta totalmente.

También se registran avances en las exportaciones de productos y servicios informáticos que, en el 2010, se prevé aumente 23 por ciento con respecto a este año concluido, e incluso mucho más a partir de los acuerdos de la X Comisión Mixta Cuba-Venezuela.

Al respecto se informó que actualmente se desarrollan múltiples proyectos de colaboración y comercio con los países del ALBA y otras naciones como Vietnam, Rusia, Brasil y Angola, sin dejar por ello de trabajar con mayor fuerza en la sustitución de importaciones y el incremento de las exportaciones.

Soluciones sociales

Para nadie es un secreto que, a pesar de los avances en las telecomunicaciones que ha registrado el país en los últimos años, todavía estos distan de satisfacer las necesidades existentes, no solo las personales, sino incluso las que precisa Cuba para su desarrollo económico y social.

Latentes están los impactos del bloqueo económico sobre el sector de las nuevas tecnologías, que encarecen y dificultan la adquisición de nuevos equipamientos o software, así como la imposibilidad en muchas ocasiones de obtener créditos de empresas para ello.

No obstante, explicó el viceministro primero del MIC, Ramón Linares Torres, el país tiene la firme intención de continuar desarrollando y acercando cada vez más las bondades de las nuevas tecnologías a la población.

Esto dependerá no solo del desarrollo tecnológico o de garantizar la seguridad de las infocomunicaciones, sino también de la búsqueda de esquemas para financiar las cuantiosas inversiones que se precisan.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.