Un alimento insustituible

Varias hormonas esenciales para el crecimiento y otras sustancias bioactivas de gran impacto para los mecanismos nerviosos del bebé, el control del dolor y sus defensas inmunológicas, hacen de la leche humana un alimento insustituible

Autor:

Mileyda Menéndez Dávila

Según investigaciones de la Universidad de Turín, Italia, la leche materna contiene leptina, grelina y adiponectina, esenciales para el crecimiento adecuado del bebé neonato y el control de su peso, además de tener efecto en la regulación energética del individuo para toda la vida.

Estas hormonas, y otras sustancias bioactivas de gran impacto para los mecanismos nerviosos del bebé, el control del dolor y sus defensas inmunológicas, hacen de la leche humana un alimento insustituible, como lo son también los lazos cognitivos y afectivos que se establecen entre la madre y la criatura durante el amamantamiento.

Ninguna fórmula artificial de leche de las que se comercializan actualmente incorpora esas propiedades.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.