Juventud Rebelde - Diario de la Juventud Cubana

Premiados internacionalmente alumnos de la enseñanza artística cubana

Ocho estudiantes resultaron galardonados en el King's Peak International Music Competition de Estados Unidos

Autor:

Maya Quiroga

Enero abre con buenas nuevas para el sistema de enseñanza artística y trae los primeros premios de ocho estudiantes cubanos en el King´s Peak International Music Competition de Estados Unidos.

Se trata de tres alumnos de la Escuela Elemental Alejandro García Caturla; una de la Paulita Concepción y cuatro de la Escuela Nacional de Música (ENA).

En uno de los salones de la institución docente ubicada en 120 entre 9na. y 11, en el reparto Cubanacán, del municipio de Playa, Juventud Rebelde conversó con los premiados.

Dos futuras violistas ganan el primer lugar

Fátima Arencibia Corbera cursa el segundo año de Viola en la prestigiosa academia conocida como Caturla, y Ana Gabriela León Pérez el primero de la ENA. Ambas alcanzaron el máximo peldaño en la categoría de 14-16.

Fátima Arencibia Corbera cursa el segundo año de viola en Caturla y ganó el 1er. Premio en la categoría 14-16 con la Tarantela (para piano y viola) Opus 26, de Hans Sitt. Foto: Maykel Espinosa Rodríguez.

«Tuve que realizar un esfuerzo más grande de lo normal y preparar las piezas para concursar. Debido a la situación de la pandemia recibía las clases por teléfono y vía WhatsApp. Presenté la Tarantela (para piano y viola) Opus 26, de Hans Sitt, una pieza rápida».Cuenta Fátima que sus profesoras encontraron el concurso en las redes sociales y se lo comunicaron a su mamá.

Asegura que no esperaba alcanzar este premio que constituyó una gran satisfacción personal y motivo de felicidad para su familia y profesoras.

«El concurso me ayudó mucho con mi desempeño a la hora de estudiar y de interpretar cualquier obra. Ahora tengo mayor conocimiento de cuál es mi nivel al competir con personas de otros países con mayor experiencia».

Ana Gabriela explica que sintió curiosidad por los certámenes online y buscó la convocatoria. «Se lo comenté a mis padres y a mi profesora Raiza Valdés. Ella me apoyó en todo. Montamos el programa con la Pieza concertante Opus 46, de Hans Sitt».

Ana Gabriela León Pérez, estudiante de primer año en la ENA, alcanzó el primer lugar (categoría 14-16) con la Pieza concertante Opus 46, de Hans Sitt. Foto: Maykel Espinosa Rodríguez.

Como faltaban pocos días para el cierre de la convocatoria tuvo apenas unas semanas de preparación. Por suerte era un concierto que ya había tocado anteriormente y le resultó fácil recordarlo.

«Conté con el apoyo de mi mejor amiga, Marla Avalos Samá, mi pianista acompañante. Grabamos en el Lyceum Mozartiano de La Habana. No pensé que iba a ganar el primer lugar, lo cual es motivo de orgullo para mi familia y la escuela».

Cinco segundos lugares

Ana Paula Sarduy Pérez estudia el cuarto año de Violín en la escuela Paulita Concepción y obtuvo el 2do. Premio (categoría 11-13), con Preludio y Allegro, de Fritz Kreisler.

«Me siento muy orgullosa, ya que estuve mucho tiempo preparándome para este Premio, que se lo dedico a mi papá, Ariel Sarduy, quien es mi profesor. Agradezco a mis familiares que buscaron el concurso y a mi antigua maestra María Verdecia que me ha motivado a estudiar».

En la misma categoría que Ana Paula compitió Gabriela Díaz Infante, alumna de primer año de Viola en Caturla.

Recuerda que la preparación fue difícil debido al aislamiento social en tiempos de pandemia y por eso prácticamente tuvo que montar sola la pieza hasta que comenzaron nuevamente las clases presenciales.

«Solo tuvimos cuatro ensayos con el pianista acompañante antes de grabar el video del Concierto para Viola (en sol mayor), de Georg Phillipp Telemann.

«Cuando me dieron la noticia del segundo lugar me puse muy contenta, porque en el concurso había un alto nivel entre los participantes. No lo hubiera podido conseguir sin el apoyo de mi familia y mi profesora Raiza, que confió en mí».

En la categoría de 17-19 se alzaron con el 2do. Premio Karina Hechavarría Suárez, Iraín Herrera Quirós y Kleis María González Vega, que se forman en la ENA.

Karina Hechavarría Suárez, estudiante de la ENA. Foto: Cortesía de la entrevistada.

Karina es estudiante de tercer año de Viola y su maestra es Raiza. Advierte que el aislamiento social por la COVID-19 llevó a los artistas a replantearse su modo de trabajo. «Nosotros como estudiantes de Música tuvimos igualmente que modificar nuestro modo de aprendizaje y prestar más atención a la modalidad virtual, que pasó a ser nuestra vía de comunicación».

Al igual que sus compañeros se tuvo que preparar desde la distancia e irle enviando grabaciones a su profesora. A la vez iba rectificando cualquier detalle que ella le sugería.

«Así llegó el momento de grabar el video. Todo tenía que salir lo mejor posible en una toma corrida, para no ser descalificada».

Presentó Estudio (en forma de cadenza), del compositor alemán Johannes Palaschko, de gran complejidad técnico-musical.

«Supe del resultado de la premiación por mi maestra, quien estuvo atenta a la publicación de los mismos. Fue ella quien me llamó para darme la noticia. ¡Cuánta emoción; no podía creerlo!

«Estoy muy agradecida con ella por todos los conocimientos que me brinda día tras día y con mi familia, que siempre está apoyándome en todo».

Iraín ya casi termina el cuarto año de Violín en la ENA y supo del concurso por una prima suya, residente en otro país, quien le envió el enlace, lo inscribió, realizó los pagos correspondientes y se encargó de subir el video a Internet.

Iraín Herrera Quirós está a punto de graduarse de Violín en la ENA y obtuvo 2do. Premio por su interpretación del Concierto No. 5 en La Menor, Opus 37, de Henri Vieuxtemps. Foto: Maykel Espinosa Rodríguez.

La profesora Verónica Reyes le montó el Concierto No. 5 en La Menor, Opus 37, de Henri Vieuxtemps. «Estaba nervioso. No sabía a lo que me estaba enfrentando».

El adolescente está a punto de graduarse de nivel medio y agradece a su profesora Verónica, que lo ha acompañado desde que comenzó en la ENA.

«Es muy dedicada con sus alumnos. Siempre está pendiente de nuestro avance. Dentro de dos semanas debo hacer el recital de graduación. Debido a la situación epidemiológica no asistirán muchas personas, pero mis padres y mis familiares más allegados pueden estar presentes».

Él aspira a alcanzar más logros en otras competencias. «Quiero ver cómo me va después de graduarme. Tal vez haga las pruebas el año que viene para entrar en la Universidad de las Artes y seguir estudiando mi instrumento».

En tanto, Kleis María está en segundo año de Violín. Se enteró del concurso en Facebook y se lo comentó a su maestra Verónica.

«Me dio las partituras de la pieza que iba a tocar: la Obertas (Mazurca) Opus 19, de Henri Wieniawski. Estaba emocionada y contenta porque era un concurso internacional y había muy buenos violinistas de muchas partes del mundo».

Por último Daniela Reyes Díaz es alumna de tercer año en Caturla y su maestra es Raiza. Recibió el 3er. Premio en la categoría 11-13 por su ejecución con la viola del Moto Perpetuo, de Carl Bohm.

«No pensé que iba a ganar el tercer lugar. Corrí por toda la escuela de lo feliz que estaba. Agradezco a mis profesores y a mi familia que me apoyaron mucho y lo siguen haciendo. Me encantaría participar en otros concursos, pero no me gusta que me entrevisten», dice riendo.

Dos pedagogas que aman su profesión

Verónica enseña en Caturla y la ENA cómo sacarle bellas notas al violín. De modo paralelo a su labor docente asumió la preparación de sus alumnos para la competencia internacional donde se solicitan obras virtuosas, mucho más difíciles que las que sus pupilos tocan como parte del plan de estudios.

«Ellos se esforzaron muchísimo porque tenían que montar a la par ambos programas: el que examinan regularmente dentro de la escuela y el que iban a presentar en el concurso. Creo que estaban preparados, porque los resultados lo demuestran».

Raiza lleva 23 años en la docencia y se propuso que varios alumnos suyos participaran en el evento online. Afirma que contó con el apoyo de los padres y algunos directores de los teatros que prestaron sus locales de trabajo para la grabación de los videos.

«No es malo ser ambiciosa. Estos premios eran algo que nos debíamos para que nos tuvieran más en cuenta, porque contamos con estudiantes con un alto nivel de desarrollo que se merecían un reconocimiento. Estoy muy feliz con este resultado de la enseñanza artística».

Ana Paula Sarduy Pérez.Estudiantes de arte ganadores de premios en concursos internacionales.Escuela Paulita Concepción.Foto: Maykel Espinosa Rodríguez.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.