Búsqueda avanzada

Lunes 30 julio 2007 | 08:10:00 am.

Entre el rigor y la ternura

Cuando a las 4:15 de la tarde del martes 30 de julio de 1957, una descarga de 22 plomos atravesó la espalda del lider revolucionario, se acribillaba no solo al brillante estratega y jefe de la clandestinidad, sino los sueños del joven que supo vivir al compás de su tiempo

Cuba