Introducen propagación a gran escala de plantas de plátano a partir de células

Según se reveló en el IX Simposio Internacional de Biotecnología Vegetal, Cuba es el primer país que desarrolla tal producción que se lleva a cabo con la tecnología de embriogénesis somática

Autor:

Nelson García Santos

SANTA CLARA, Villa Clara.— A nivel mundial nuestro país se acaba de convertir en el primero que introduce a gran escala la propagación de plantas de plátano con la tecnología de embriogénesis somática, según se reveló aquí en el IX Simposio Internacional de Biotecnología Vegetal.

La utilización de ese método permite obtener los hijos a partir de la reproducción de las células, que luego son convertidas en embriones, lo cual propicia un mayor volumen de plantas genéticamente de mayor calidad.

Para este procedimiento se seleccionan variedades de altos rendimientos y resistentes a las plagas y enfermedades.

Lo expuesto resultó posible con la materialización de un proyecto del Instituto de Biotecnología de las Plantas, de la Universidad Central de Las Villas, que data desde hace 15 años, y que implicó introducir mejoras al proceso de obtención en comparación con el empleo de esa tecnología en otros países.

En nuestro país están en producción 200 000 matas de plátano, en siete provincias, de las variedades de fruta y vianda obtenidas con la tecnología referida, y los resultados hasta ahora son satisfactorios, afirmó el doctor Rafael Gómez Kosky, del Instituto de Biotecnología villaclareño.

En el plátano fruta las células se obtienen de sus flores; y en el de vianda, del chopo de la mata. Para que se tenga una idea de la revolución que significa la aplicación de esta tecnología, basta señalar que con cuatro milímetros de células embrionarias de plátanos se obtienen alrededor de 10 000 plantas, mientras para alcanzar igual cantidad por el sistema de multiplicación de yemas auxiliares se necesitan 1 425 hijos obtenidos in vitro.

Según Boris Chong Pérez, especialista del Instituto de Biotecnología, destacan entre sus ventajas que se necesita menos personal y área de trabajo, y se reduce apreciablemente el tiempo para obtener las plantas.

Precisó que mediante la embriogénesis somática demoran tres meses para obtener miles de simientes e igual tiempo para que estén listas para sembrarse. Esto determina que prácticamente solo una biofábrica puede producir todas las que se necesitan.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.