Nuevos hallazgos en la Luna

Recientes estudios revelan la confirmación de la presencia de algunos elementos químicos como hidrógeno en forma de anión hidrófilo en la apatita, un mineral de fosfato cálcico, y otros minerales ricos en sílice

 

Autor:

Juventud Rebelde

Puentes naturales, cráteres y la confirmación de la presencia de algunos elementos químicos constituyen los más recientes estudios sobre la Luna , tras más de cuatro décadas de investigaciones desde la llegada del hombre al satélite natural, destaca PL.

La existencia de agua siempre suscitó el interés de astronautas y científicos, por su relevancia para la vida de los seres humanos.

Un estudio encontró hidrógeno en forma de anión hidrófilo en la apatita, un mineral de fosfato cálcico, hallado en un basalto recogido en su superficie.

La revista especializada Nature, portavoz de las más significativas investigaciones científicas, publicó el descubrimiento.

Si calientas la apatita, los iones hidroxilo se descomponen y salen como agua, señaló George Rossman, uno de los miembros del equipo que analizó la muestra recogida por los astronautas de la misión Apolo 14 en 1971.

Esto demuestra una relación química y geológica entre la Tierra y la Luna más estrecha de lo que se creía hasta el momento, dijo.

Otros minerales ricos en sílice fueron hallados en varias regiones de su superficie, de similar composición a la de algunos compuestos químicos de la Tierra.

Su hallazgo se corroboró mediante imágenes captadas por la Lunar Reconnaissance Orbiter (LRO), destinada a la exploración sostenida del satélite natural de este planeta.

La presencia de diversas formas asociadas a estos minerales indica que alguna vez hubo magma por encima y por debajo de la superficie lunar, destacó Timothy Glotch, investigador estadounidense de la NASA , en un artículo publicado en la revista Science.

Unos cráteres, el más grande de ellos de unos 100 metros , fueron también visualizados por la LRO. Los científicos lo describieron como la entrada a grandes túneles subterráneos.

Ubicado en el Mar de la Tranquilidad , en la llamada zona oscura que describió el científico italiano Galileo Galilei en 1610 con uno de sus telescopios, el agujero podrá  proteger a los astronautas de las radiaciones solares, de los meteoritos y de los cambios extremos de temperatura, adelantaron los especialistas, en alusión a futuras misiones.

La sonda captó además dos puentes naturales, uno de ellos de unos 20 metros de largo. Aunque desconocen sus orígenes, suponen que el impacto de un objeto espacial fundió la superficie y creó la cuenca del cráter King, donde se encuentra el más extenso.

Protagonizado por los astronautas estadounidenses Neil Amstrong, Edwin Aldrin y Michael Collins, a bordo de la Apolo 11, la llegada del hombre a la Luna ocurrió el 16 de julio de 1969. Fue la primera misión tripulada, como parte del proyecto de la NASA para estudiar su origen, evolución y desarrollo.

Sobre este acontecimiento fueron reveladas además una selección de fotografías, resguardadas en archivos australianos durante cuatro décadas, cuyas imágenes muestran el momento del alunizaje y la bajada de Amstrong de la nave.

Para completar los grandes eventos sobre el satélite de la Tierra , los amantes de la astronomía en el hemisferio norte disfrutaron el 21 de diciembre último de un eclipse total de Luna, coincidiendo con la llegada del solsticio de invierno, algo que no sucedía desde 1638.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.