Medicamento prometedor frente a enfermedades crónicas articulares

El Fosfato crómico de P32, desarrollado en el país, sustituye a un producto norteamericano de difícil adquisición como consecuencia del bloqueo

Autor:

Heidi García Cañizares

Las personas con enfermedades crónicas articulares, como la artritis reumatoide y algunas artrosis asociadas a sinovitis, al igual que las que padecen de hemofilia, podrían evitar dolorosas operaciones con la aplicación de una moderna técnica de tratamiento llamada radiosinoviortesis.

El procedimiento consiste en inyectar un radiofármaco a las articulaciones que presentan inflamación crónica sinovial, y así reducir el dolor y mejorar la función articular, informó el doctor Enrique García Rodríguez, jefe del Departamento de Medicina Nuclear del Hospital General Docente Enrique Cabrera.

Debido al bloqueo económico al que está sometido el país, es imposible importar el producto norteamericano llamado Fosfocol, que se emplea tradicionalmente en este tratamiento, por lo que actualmente estos casos son sometidos a complejas operaciones que requieren largo tiempo de recuperación y limitaciones posoperatorias, comentó el especialista.

El Centro de Isótopos (CENTIS), del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente, desarrolló un fármaco cubano, similar al norteamericano, de nombre químico Fosfato crómico de P32, que posibilitará la aplicación del procedimiento médico.

Esta técnica, además de evitar los gastos y las limitaciones que conlleva la intervención quirúrgica, disminuye el uso de medicamentos, posibilitaría el tratamiento de pacientes inoperables, no necesita de rehabilitación posterior a su aplicación y permite la mejoría de la movilidad de las articulaciones tratadas, logrando así la preservación de la función de estas.

En Cuba existen un aproximado de 115 000 personas que padecen de artritis reumatoide, enfermedad autoinmune que afecta principalmente a las mujeres a partir de los 30 años, mientras que las artrosis asociadas a sinovitis aparecen en personas de la tercera edad. La hemofilia, hay unos 359 casos en el país, es una enfermedad genética de transmisión hereditaria, consistente en la incapacidad de coagulación de la sangre.

La radiosinoviortesis es aplicada principalmente en países desarrollados de Europa, Norteamérica y en Japón, mientras que en América Latina solo se utiliza en Argentina, México y Colombia.

En el Departamento de Medicina Nuclear del Hospital Enrique Cabrera, se aplica además, desde el año 2007, un tratamiento paliativo con radiofármacos a pacientes con enfermedad ósea metastásica.

El cáncer es la segunda causa de muerte en Cuba y un número importante de los pacientes fallecidos por esta patología presentaban metástasis óseas.

En los 34 pacientes tratados desde el 2007 hasta la fecha se comprobó mejoría del apetito, disminución del decaimiento e incremento del peso corporal, y hasta en algunos casos una reducción del tamaño de las metástasis y prolongación de la vida.

La técnica de tratamiento se realiza mediante dos inyecciones endovenosas del radiofármaco cubano octofosfato de sodio de P-32, también desarrollado en el CENTIS.

El tratamiento alivia el dolor por un período aproximado de tres meses, aunque gran parte de los casos han permanecido más de ocho meses sin molestias.

La enfermedad metastásica ósea diseminada provoca hipercalcemia (aumento del calcio circulante en la sangre), así como fracturas patológicas, pérdida del movimiento y compresión de la médula espinal o raíces nerviosas vertebrales.

Sin embargo, el síntoma más prominente es el dolor intratable, que progresivamente es difícil de aliviar con los analgésicos habituales y obliga al paciente a utilizar morfina, agregó el facultativo.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.