Los sueños, sueños son

Hongos que ponen a dormir a las hormigas; osos que hibernan y humanos que lo quieren hacer; interpretaciones de las poses del sueño; y un vaso de leche tibia con galletitas

Autor:

René Tamayo León

Cuatro nuevas especies de hongos «zombificadores», que utilizan a hormigas para dispersar sus esporas, fueron descubiertas en la selva tropical atlántica de Brasil. Tras infectar a las hormigas, manipulan su comportamiento para que lleven las esporas a una localización favorable para su dispersión. Luego de cumplir la orden, las transportistas mueren.

Estos hongos pertenecen al género Ophiocordyceps. Fueron descubiertos en Zona da Mata, Minas Gerais. El hallazgo «supone un hito importante. Se centra en interacciones biológicas complejas desconocidas hasta el momento en hábitats amenazados», señalaron los líderes del estudio, Harry Evans y David Hughes, de la Universidad de Pensilvania, EE.UU.

La selva tropical atlántica de Brasil es el punto de biodiversidad más degradado del planeta. Según los expertos, el 92 por ciento de su territorio original ha sido destruido.

La investigación fue publicada en la revista digital PLoS ONE y reseñada por varias agencias, entre estas Europa Press. Demostró que el cuarteto se ha especializado en un tipo específico de hormigas y posee un conjunto de adaptaciones y esporas que aseguran la infección.

Así, han podido combatir la fragmentación de su hábitat…

Más allá del argumento de película de terror, el descubrimiento se suma a los últimos reportes de nuevas especies en el planeta. Entre los más relevantes está el de una nueva bacteria del género Rickettsia que afecta a aves migratorias.

La Candidatus Rickettsia vinii actúa como parásito intracelular y es transmitido por artrópodos vectores, como las garrapatas, según los científicos españoles que la encontraron.

Hay nueve especies conocidas de rickettsia. Son responsables de enfermedades como el tifus exantemático, la fiebre botonosa o el debonel. No se ha demostrado que la nueva sea patógena para el ser humano…

El sitio www.ecoticias.com reporta también que en la península Ibérica fueron descubiertos dos crustáceos cladóceros que podrían ser endémicos del área mediterránea. Se trata de fósiles vivientes e indicadores biogeográficos e históricos muy potentes, según uno de los autores del estudio.

La Leydigia ibérica y la Leydigia korovchinskyi miden un milímetro y habitan en agua dulce…

En Cuba, en tanto, se ha ofrecido un nuevo reporte de peces ciegos en cavernas. El despacho del colega Alexis Rojas Aguilera, de la Agencia de Información Nacional (AIN), indica que fueron encontrados en Gibara, Holguín, por el grupo de espeleobuceo de esa localidad.

La expedición se desarrolló en las cuevas inundadas de El Bagá, Cristalitos de Papaya y Dos Anas, al noroeste de Gibara. José Corella Varona, responsable del equipo, adscrito a la Sociedad Espeleológica de Cuba, señaló que se identificaron individuos del tipo dentatus y el denominado n.sp.

Uno de los ejemplares colectados se estudia como probable nueva variedad de n.sp. Según explicó el experto, en Cuba están clasificadas cuatro de estas especies: subterraneus, dentatus, simile y teresinarun; hay una quinta en estudio —conocida tentativamente como Lucifuga sp—, a la que se agrega el nuevo ejemplar encontrado en Cristalitos de Papaya.

Hibernatus

Relacionado con el sueño, ese período clave para los organismos vivos, BBC Mundo reportó el estudio más detallado que se ha hecho sobre la hibernación. Fue una pesquisa en cinco osos negros que verificó que su metabolismo en estado de hibernación puede reducirse al 25 por ciento, bajando la temperatura corporal más allá de lo que hasta ahora se pensaba. Incluso permanecen en ese nivel metabólico semanas después de haberse despertado.

Hasta ahora se sabía que la temperatura de pequeños mamíferos puede descender a niveles casi de congelación, con caídas del metabolismo, pero elevando la temperatura durante períodos cortos y repetidamente durante la temporada de hibernación. Sin embargo, no se creía que la temperatura del cuerpo en los osos y otros mamíferos de gran tamaño cayera de forma tan drástica.

Las averiguaciones están a cargo de la Asociación Estadounidense para el Avance de la Ciencia. Entre sus propósitos está conocer más el proceso de hibernación para tratar de generar nuevas técnicas médicas que favorezcan al ser humano.

Se parte de que la hibernación podría beneficiar a personas en estado terminal o enfermedades incurables. Es decir, conservarles la vida con esa técnica hasta tanto aparezcan fármacos o terapias salvadoras.

Las posiciones del sueño

Navega por la red el texto «Dime cómo duermes y te diré quién eres». Es un prontuario de interpretaciones sobre las poses que adoptamos para dormir. Lo escribió Joseph Messinger, un psicólogo francés especialista en lenguaje corporal.

Es conocido que el ser humano pasa al menos un tercio de su vida durmiendo, pero ahora sabemos —siempre según Messinger— que la pose preferida para iniciar este acto vital tiene una significación y devela rasgos de nuestra personalidad. Veamos.

De lado: si para dormirse la persona se apoya en el costado izquierdo, quiere decir que está preocupada por un posible cambio. Si lo hace sobre el derecho, refleja un carácter fuerte y hasta posesivo y autoritario.

De lado con la mano bajo la mejilla: si se pone bajo la mejilla izquierda, significa necesidad de caricias y afecto; si es debajo de la derecha, coraje y valentía.

De espaldas con los tobillos cruzados: muestra equilibrio psicológico. Esta postura favorece la fluidez intelectual. Y tiene dos variantes: si el tobillo izquierdo está sobre el derecho, simboliza confianza en el futuro o en uno mismo en relación con el futuro; y si el derecho está sobre el izquierdo, refleja necesidad de reafirmación en un contexto de dificultad —el inconsciente necesita estimular la confianza en sí mismo.

De espaldas con las manos sobre la barriga: postura que estimula la motivación y la evolución dinámica. Si es con los dedos cruzados, se está en un momento de reflexión y cambio.

De espaldas con las manos sobre la cabeza: revela ansia de libertad. Según los estudios sobre gestualidad corporal, de Joseph Messinger, el brazo izquierdo refleja la facultad de creer y el derecho la de actuar. Esta posición (poco común) caracteriza a individuos con una profunda ambición.

De espaldas con las manos cruzadas detrás la nuca: refleja una tendencia a comportarse de manera adolescente; una falta de madurez a la hora de enfrentar situaciones cotidianas.

Boca abajo: postura típica de los adolescentes. Si un adulto duerme así, refleja carencia afectiva o hipersensibilidad.

Hasta aquí el oráculo Messinger. Es una interpretación. Solo eso. Se puede estar o no de acuerdo. Lo que sí es firme es que el sueño es una herramienta reparadora. Cuanto mejor se duerma, mayores posibilidades habrá de enfrentar el día.

A propósito, la ciencia ha confirmado que la vieja receta de las abuelas de tomarse antes de dormir un vaso de leche templada con galletas favorece la conciliación del sueño. Y como ahora el remedio casero dejó de serlo, también cambió de nombre. Se le debe llamar triptófano.

Un estudio del Grupo de Neuroinmunofisiología y Crononutrición de la Universidad de Extremadura, España, señala que este es un aminoácido esencial y sirve para que el cerebro segregue serotonina y produzca melatonina, vitales como tranquilizantes y reguladores del ciclo diario de vigilia-sueño.

El triptófano se encuentra en la leche y los cereales, en especial los integrales.

Fotos Relacionadas:

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.