¿Una sombrilla para la Tierra? - Ciencia y Técnica

¿Una sombrilla para la Tierra?

Científicos pretenden proteger nuestro planeta de los efectos nocivos de la energía solar desarrollando un gigantesco filtro a partir de una nube de polvo (Vea ganadores del sorteo-encuesta)

Autor:

Patricia Cáceres

Si le dijese que una especie de sombrilla hecha de polvo cósmico podría salvar a la Tierra del calentamiento global, probablemente piense que he perdido la razón o que simplemente pretendo tomarle el pelo.

Pues sepa que no le miento. Especialistas escoceses de la Universidad de Strathclyde pretenden proteger nuestro planeta de los efectos nocivos de la energía solar desarrollando una especie de «parasol», que actuaría como un gigantesco filtro solar a partir de una nube de polvo.

Dicha nube sería generada desde un gigantesco asteroide, trasladado previamente a una zona en el espacio llamada Punto L1 de Lagrange, donde la fuerza gravitacional de la Tierra y el Sol se encuentran en perfecto balance. Esto obligaría al asteroide a permanecer inmovilizado en un punto fijo.

Según los expertos, el cuerpo celeste deberá estar equipado con un dispositivo conductor de masas con potentes electroimanes, que permitiría que el polvo se disperse en una dirección, para que actúe como filtro.

Los precursores de la idea auguran que con ello se podría generar una nube de polvo de cinco mil billones de kilogramos de masa, con un ancho de 1 600 kilómetros, lo suficientemente grande como para bloquear el 6,58 por ciento de la radiación solar.

Russel Bewick, uno de los autores del proyecto, afirmó que con ello no se pretende reemplazar otras medidas preventivas desde la Tierra, como la reducción de emisiones de anhídrido carbónico, sino ganar tiempo para buscar una solución al problema del cambio climático.

«La nube de polvo no será una cura permanente, pero podrá paliar los efectos del cambio climático y darnos tiempo para tomar medidas contra las emisiones», enfatizó Bewick.

Los científicos ya han seleccionado un asteroide cercano a nuestro planeta, el Ganymed, que será el principal candidato para crear la nube de polvo. Los resultados del estudio serán publicados en la revista Advances in Space Research.

Sin embargo, algunos especialistas ponen en tela de juicio la efectividad del proyecto, señalando dos problemas fundamentales. Primero, dudan que sea posible llevar un asteroide tan grande como Ganymed hasta el Punto L1 de Lagrange.

Y segundo, se preguntan cuáles serían las consecuencias que tendría esta suerte de blindaje para la Tierra, teniendo en cuenta que no existe ningún método para probar a gran escala la efectividad de la nube antes de aplicarla.

Síndrome de los corales albinos

El Instituto Australiano de Ciencias Marinas (AIMS, por sus siglas en inglés) determinó que la Gran Barrera de Coral de Australia, declarada Patrimonio de la Humanidad en 1981, perdió más de la mitad de su extensión en los últimos 27 años.

La investigación, publicada en la revista de la Academia de Ciencias de Estados Unidos, indica que uno de los factores claves que ha influido en el declive es el calentamiento global, causante de un fenómeno conocido como blanqueamiento.

Según el sitio digital www.ecoticias.com, los corales derivan gran parte de su energía, así como sus colores, de la relación simbiótica con microalgas denominadas zooxanthellae. Sin embargo, el aumento de temperatura hace que esa simbiosis vital se quiebre; esto provoca que las algas sean expulsadas del coral, por lo que este pierde el color.

Si bien los corales pueden sobrevivir al blanqueamiento, cuando el calor persiste suelen morir. Dos episodios severos de este fenómeno tuvieron lugar en 1998 y 2002, debido a los cuales se perdió hasta el diez por ciento de los arrecifes en la Gran Barrera, refirió el estudio.

«Esta destrucción en conjunto de la cobertura de coral nos preocupa profundamente, ya que implica la pérdida de hábitat para las decenas de miles de especies asociadas con los arrecifes tropicales», sostuvieron los especialistas.

Uno de los autores del trabajo, el investigador Hugh Sweatman, señaló que los arrecifes se pueden recuperar de eventos traumáticos, pero eso tardaría entre diez y 20 años. «Y en el presente, los intervalos entre episodios dañinos son generalmente demasiado cortos para una recuperación completa, lo que está causando pérdidas a largo plazo», dijo.

Peces con enanismo

Otras investigaciones sobre los efectos del calentamiento global sugieren que el tamaño de los peces en todo el planeta puede reducirse hasta un 24 por ciento para el año 2050, debido al alza de la temperatura de los océanos.

Los científicos explican que los mares más cálidos incrementarán el ritmo del metabolismo de los peces, forzándolos a emplear más oxígeno para sobrevivir y dejando menos cantidad disponible para el crecimiento.

Los océanos Atlántico e Índico serán los más afectados, cuyas cálidas aguas impulsan a los peces hacia las regiones polares, refiere BBC Mundo.

«Los resultados de la investigación nos sorprendieron, ya que no pensábamos que los efectos del cambio climático podrían ser tan fuertes», afirmó el profesor William Cheung, de la Universidad de Columbia Británica, al oeste de Canadá, quien dirigió la investigación.

Los resultados del estudio fueron publicados en la revista científica Nature Climate Change.

Canadá cambia de color

La zona más septentrional de Canadá podría teñirse nuevamente de verde, como lo estuvo hace millones de años, debido al aumento de la temperatura global.

Así lo sugiere una investigación hecha en la Universidad de Montreal, la cual indica que el frío extremo poco a poco va replegándose de la isla canadiense de Bylot, donde la temperatura media anual es de 15 grados bajo cero, dando luz verde a la reaparición de antiguos bosques que una vez cubrieron esta zona helada.

«De acuerdo con los datos obtenidos, las condiciones climáticas en Canadá podrán ser bastante suaves como para que vuelvan a crecer aquellos tipos de árboles cuyos restos fosilizados ya habían sido encontrados previamente, tales como sauces, pinos y abetos», afirmaron recientemente los autores del hallazgo, durante la Conferencia Canadiense de Paleontología, en Toronto.

Alexandre Guertin-Pasquier, uno de los especialistas participantes, dijo que aunque se necesita bastante tiempo para que un bosque vuelva a crecer, los resultados indican que «nuestros nietos podrán plantar un árbol y verlo crecer».

En algunas zonas de Canadá se pueden encontrar troncos de árboles fosilizados cuya edad oscila entre 2,6 y tres millones de años, dependiendo de la especie y los estudios paleomagnéticos.

Un asteroide cercano a nuestro planeta, el Ganymed, será el principal candidato para crear la nube de polvo.

Ganadores del sorteo-encuesta Detrás de la ciencia

El pasado mes de junio nuestro diario publicó unas breves preguntas para conocer las opiniones de los lectores acerca de la página Detrás de la ciencia, que se publica con regularidad cada viernes, desde el 17 de septiembre de 2010.

Agradecemos la participación de cerca de un centenar de lectores que nos enviaron sus respuestas, con criterios muy acertados y valiosos para el mejor desempeño de nuestro trabajo. Gracias también por los elogios y por destacar el interés y utilidad de la sección.

Tal como prometimos fueron elegidos 20 nombres al azar, que recibirán como premio, vía correo postal, un libro escrito por periodistas de nuestro diario.

1- Yolanda Sánchez Rosa. Municipio de Venezuela, Ciego de Ávila

2- Abelardo Torres Leyva. Veguitas, Granma.

3- Estela Ruiz Leal. Santa Clara, Villa Clara.

4- Julio Dennys Rodríguez Tembras. Placetas, Villa Clara.

5- Elsa Yisett Velazco Aparicio. Ranchuelo, Villa Clara.

6- Luis U. Suárez. Madruga, Mayabeque.

7- Antonio Hernández Porras. Cabaiguán, Sancti Spíritus.

8- Raudel Rodríguez Aguilar. Municipio de Colombia, Las Tunas.

9- Mirta Vivanco del Río. 10 de Octubre, La Habana.

10- Yaima Quintana. Playa. La Habana.

11- Víctor Babani Eskenazi. Plaza de la Revolución, La Habana.

12- Gladys García García. Arroyo Naranjo, La Habana.

13- Alex Fernández Hernández. La Habana del Este, La Habana.

14- Olga María Vázquez Comendador. Nuevitas, Camagüey.

15- Herminia Sosa Maldonado. Santa Cruz del Sur, Camagüey.

16- Aymée Vigil Ríos. Isla de la Juventud.

17- Gilberto Landa Álvarez. Isla de la Juventud.

18- Tomás Corrales Lemoine. Municipio de Holguín.

19- Osvaldo Aguilera Batista. Cacocum, Holguín.

20- Ramón Rojas Rojas. Rafael Freyre, Holguín.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.