Células madre para tratar la distrofia muscular

Un equipo multidisciplinario de especialistas y médicos cubanos investigan un promisorio tratamiento para aplicarlo a pacientes aquejados de Distrofia Muscular de Duchenne, enfermedad hereditaria que ocasiona discapacidad motora total

Autor:

Juventud Rebelde

Un equipo multidisciplinario de especialistas y médicos cubanos investigan un promisorio tratamiento con células madre para aplicarlo a pacientes aquejados de Distrofia Muscular de Duchenne, según PL.

Se trata de una progresiva enfermedad degenerativa hereditaria originada por una mutación genética que afecta solo a los varones e impide al organismo producir distrofina, una proteína en el interior de la membrana de las células musculares, cuyo déficit ocasiona discapacidad motora total.

A más largo plazo, este padecimiento acarrea fallas del sistema respiratorio y otros órganos vitales, que pueden comprometer la vida del paciente, señala un artículo del periódico Granma.

El doctor Omar López, jefe del Grupo de Enfermedades Raras del Hospital William Soler de La Habana, explicó al diario que un grupo de niños entre seis y nueve años son tratados con ese método terapéutico de la medicina regenerativa, lo cual convierte a Cuba en el país con mayor número de casos de Distrofia Muscular de Duchenne sometidos a este tratamiento.

Con un pronóstico evolutivo bien reservado, para esta dolencia no existía ninguna terapia efectiva, ni tampoco se disponía de reportes conocidos en la bibliografía médica internacional sobre el uso de células madre como tratamiento alternativo, señaló el periódico.

Tras aplicarles la terapia con células madre, los niños muestran una apreciable recuperación de sus funciones motoras, así como de su calidad de vida. Son más comunicativos y desinhibidos.

Según sus familiares, antes de inyectarles las células madre apenas podían levantarse del piso, no subían escaleras y les era imposible saltar o seguir detrás de una pelota.

El doctor López y el profesor Porfirio Hernández, del Instituto de Hematología e Inmunología, señalan la rápida recuperación de las funciones motoras, que en la mayoría de los pacientes tratados estaban muy deterioradas, y no demorarían mucho en quedar confinados a sillas de ruedas.

«Al tener la capacidad de regenerar tejidos dañados por enfermedades, traumas o envejecimiento, las células madre parece que logran mantener estable por un determinado tiempo la fuerza muscular perdida», aseveran ambos especialistas.

«Tenemos evidencias científicas para proseguir aplicando células madre en la terapia de tan complejo padecimiento, dada la franca mejoría observada en los nueve niños tratados, y la ausencia de efectos adversos en ellos», afirman los doctores.

Sin embargo, aclaran, esta rara dolencia sigue siendo todavía una enfermedad incurable, por lo cual son muy cautelosos en cuanto a dar un pronóstico evolutivo a más largo plazo, pues no sería ético y crearía falsas expectativas, cuando todavía falta mucho por investigar y comprobar.

La literatura plantea una tasa de prevalencia de este mal (número de enfermos en relación con el total de población) de 38 casos por cada millón de habitantes, de acuerdo con el doctor Hernández.

Vea especial multimedia «Células de la esperanza. Medicina regenerativa en Cuba»

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.