El niño que no siente hambre o sed

Un adolescente de Estados Unidos perdió el apetito hace más de un año, una rara condición que hace creer sufre una enfermedad única en el mundo

Autor:

Juventud Rebelde

No tiene sed ni hambre, aunque siente el olor y el sabor de comidas y bebidas. Desde el 14 de octubre de 2013, el niño estadounidense Landon Jones perdió todas las ganas de alimentarse. Su rara condición hace pensar a los médicos que padece una enfermedad de origen desconocido.

Oriundo de la comunidad de Cedars Falls, en el estado de Iowa, al medio oeste del país norteamericano, el trastorno alimentario de Landon apareció una mañana cuando despertó mareado, con mucha flema y tos, y una sensación de mareo que casi le hizo desmayarse, según narra este martes un diario local.

Un examen médico reveló que tenía una bacteria alojada en su pulmón izquierdo, situación que fue remediada con antibióticos, agrega el rotativo.

Sin embargo, Landon no ha sentido desde entonces más ganas de comer o beber algo.

La publicación relata el calvario que sufren a diario sus padres, quienes tratan de lograr que Landon coma, al menos, algo de comida. En el año que ha transcurrido con este insólito padecimiento, el infante ha reducido su peso corporal de 104 a 68.4 libras.

Los padres lo han llevado a hospitales de cinco ciudades pero ninguno de los médicos conoce la razón por la que el niño se muestra indiferente ante la sed y el hambre.

El inapetente Landon lucha en el extremo opuesto de la sociedad norteamericana, donde la obesidad infantil parece no tener límites. Esta condición se ha duplicado en los niños y se cuadruplicó en los adolescentes en los últimos 30 años, según el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.