Novedosos parques fotovoltaicos(+Fotos) - Ciencia y Técnica

Novedosos parques fotovoltaicos(+Fotos)

Juventud Rebelde ofrece una selección de imágenes que muestran ingeniosas construcciones y proyectos que utilizan la energía fotovoltaica

Autor:

Juventud Rebelde

Producir energía a partir de fuentes renovables y no contaminantes que mitiguen los daños ocasionados por el hombre al medio ambiente es una necesidad urgente para detener los cambios climáticos que tienen lugar en el planeta.

Dentro de las denominadas energías limpias, la transformación de la energía solar en energía térmica o eléctrica, mediante la instalación de los paneles fotovoltaicos constituye una de las aplicaciones prácticas con más futuro para reducir la emisión de gases contaminantes, y disminuir la dependencia de los combustibles fósiles.

Los paneles fotovoltaicos al obtener su energía del Sol, un recurso prácticamente inagotable,  hace que, económicamente a largo plazo, estos sistemas sean más viables y estables.

Entre las múltiples ventajas de esta modalidad de generación eléctrica sobresale que es un procedimiento muy favorable, por ser limpio y no producir ningún tipo de contaminación sonora. Garantiza, además, una vida útil larga, se plantea que supera los 20 años, y su mantenimiento e instalación es sencillo y rápido.

Todos estos beneficios han determinado que en las últimas décadas sean más frecuentes la implementación de sistemas fotovoltaicos, así como la búsqueda constante de nuevas áreas donde implementarlos. Entre las más recientes aplicaciones fotovoltaicas encontramos algunas iniciativas en paradas de ómnibus, centrales flotantes, carreteras, hoteles, estadios y puentes.

Juventud Rebelde le ofrece una selección de imágenes que muestran ingeniosas edificaciones y proyectos que utilizan la energía fotovoltaica.

El parque fotovoltaico en Les Mees, en la provincia de Alpes de Haute, al sur de Francia; es el más grande de ese país y consta de 112.780 módulos solares con una superficie de 200 hectáreas de tierra y que representan 100 MW de potencia.

Londres se ha propuesto llegar a ser todo un referente en energías renovables y para ello, está instalando sobre el puente Blackfriars, construido en 1886, de esta céntrica estación de ferrocarril una cubierta de 6.000 metros cuadrados formada por 4.400 paneles fotovoltaicos.

La empresa británica Solarcentury, encargada de la gestión de la instalación, estima que estos paneles solares de alta eficiencia colocados sobre un techo de cristal generarán una producción al año de 900 MWh de electricidad. Su producción cubrirá el 50 por ciento de las necesidades energéticas de la estación, reduciendo así las emisiones de dióxido de carbono (CO2) en aproximadamente 511 toneladas por año.

Además de los paneles solares, la nueva estación contará con otras medidas de ahorro energético que incluyen sistemas de recolección de lluvia y tubos de sol, un sistema que capta gran cantidad de luz natural del exterior y que, mediante un tubo altamente reflectante, la transporta hasta el lugar deseado.


Una novedosa propuesta de instalación fotovoltaica podría representar un avance tremendo en la tecnología de transporte por carretera.

Así las carreteras del futuro próximo podrían abandonar el asfalto a favor de paneles que captarán la energía solar. La propuesta es de una pareja de ingenieros estadounidenses, Julie y Scott Brusaw, quienes proponen una «loseta fotovoltaica» en forma hexagonal que se fabrica con el mayor contenido posible de materiales sostenibles.

A esta loseta se puede añadir una tecnología LED que ayudaría mucho la señalización horizontal de las carreteras, pudiéndose emplear para marcar los márgenes, los pasos peatonales o para transmitir mensajes luminosos según las condiciones de seguridad del momento.El empleo en horas nocturnas ofrecerá resultados espectaculares.

Las losetas permiten también un drenaje fantástico dejando filtrar sin problemas las aguas de lluvia. La energía solar captada se puede acumular y trasladar, en forma de electricidad, para uso doméstico e industrial, o se puede emplear para calentar la propia superficie rodada durante los meses fríos manteniendo las vías libres de hielo y nieve.

El problema actualmente está en el presupuesto necesario para sustituir una carretera asfaltada con una de paneles, pero sus diseñadores calculan que el costo de instalación se amortizaría en 20 años. A este cálculo habría que añadir todos los beneficios medioambientales y las mejoras de la seguridad, con probable reducción de accidentes.

Los 512 metros cuadrados de paneles solares fotovoltaicos con los que va equipado el   Tûranor PlanetSolar lo convierten en el barco propulsado exclusivamente por energía solar más grande del mundo. Diseñado por LOMOcean Design y construido por Knierim Yachtbau en Kiel entre 2008 y 2010, el buque se convirtió en mayo de 2012 en el primer vehículo solar en circunnavegar el globo.

Hoy en día el PlanetSolar vive una segunda vida convertido en una plataforma de investigación científica como parte del programa PlanetSolar DeepWater, analizando las interacciones entre el océano y la atmósfera a lo largo de la Corriente del Golfo con el fin de estudiar el impacto del cambio climático.

Es sabido que en muchas partes de Japón no es fácil encontrar terrenos disponibles. Es por eso que incluso se han construido islas artificiales como forma de ganarle espacio al océano. Ahora se encuentra en construcción una planta de energía solar flotante.

La empresa Kyocera es la encargada de llevar a cabo este proyecto, que será el más grande su tipo. La construcción se inició en septiembre pasado y se espera que comience a producir energía en 2015. Estará en la ciudad de Kato y los paneles tendrán una potencia de 2,9 MW, lo que entregará energía a más de 900 hogares.

Evidentemente, a nivel mundial podemos encontrarnos con plantas solares más grandes y potentes, pero todas ellas están ubicadas en tierra. La ventaja de este sistema es que, mientas una terrestre no puede moverse de sitio, las flotantes pueden cambiar su ubicación siempre que sea necesario, de manera que puedan ser trasladadas a cualquiera de las miles de pequeñas islas que pertenecen a Japón, llevando la energía solar donde se requiera. Un panel solar móvil es un gran avance para la independencia energética.

Estadio solar con forma de dragón en Taiwán. Costó 150 millones de dólares, tiene una capacidad para 55,000 espectadores y puede alimentar de electricidad al 80 por ciento del barrio que lo rodea si se conectan sus paneles a la red los días que no hay eventos deportivos.

Diseñado por el arquitecto japonés Toyo Ito como uno de los escenarios principales para los World Games de 2009. La principal característica que presenta este estadio es la sustentabilidad que logra gracias a la eficiencia energética con que cuenta: está recubierto con paneles solares que le harán captar alrededor de 1.14 gwh de electricidad anualmente. Energía con la que funcionará sin necesitar electricidad exterior, además de aportar está energía alrededor del estadio de hasta un 80 por ciento cuando éste no se encuentre en operación.

Sobresale por la manera en que la estructura parece emerger de la tierra, desde el lado derecho de la entrada principal, como una serpiente o un dragón que asciende y rodea a la cancha hasta alcanzar su mayor altura. Es el único recinto en que el techo y los laterales están hechos casi en su totalidad a base de paneles solares que proporcionan toda la electricidad necesaria en el interior.

El Sun moon Mansion es una edificación instalada en Dezhou, en la provincia china de Shangdong, con una superficie superior a los 75 mil metros cuadrados.

Su diseño fue pensado para que se asemejara a la morfología de un antiguo reloj de sol y en su interior cuenta con diferentes estancias, salas de exposiciones, de reuniones y de formación, un centro de investigación científica y un hotel. Todas estas instalaciones funcionan con energía renovable.

El Sun moon Mansion ya tiene unos 6 años funcionando con esta arquitectura verde de primer nivel, que permite el ahorro de electricidad gracias a su uso masivo de paneles solares. Además, cuenta con un aislamiento avanzado en paredes y techos que ayudan a recortar un 30 por ciento su consumo de energía, comparado a la media nacional.

El Hotel Wind Tower en Miami cuenta con una estructura cubierta de paneles fotovoltaicos que generan energía. Por otra parte, utiliza agua de lluvia para el lavado y riego, las piscinas son de agua reciclada. Finalmente, las grandes turbinas de la fachada, forman parte de un sistema de conversión del aire que genera energía.

El Cybertecture Edificio Huevo en Mumbai, India.  Diseñado por James Law, Cybertecture Internacional y el ingeniero Ove Arup, el edificio «huevo» de 33 mil metros cuadrados de espacio de oficinas en 13 plantas, logra esto con alrededor de un 15 por ciento menos de área que un edificio convencional de este tamaño. La estructura es compatible con las placas de piso sin la necesidad de columnas obstructivas.

El edificio logra la sostenibilidad y la eficiencia energética a través de su diseño solar pasivo, la inclusión de un jardín elevado que ayuda a enfriar el interior a través de termólisis, el uso de paneles fotovoltaicos y turbinas de viento en el techo, y la facilidad de reciclar aguas sucias.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.