La importancia de registrar bien los datos

De alguna manera, la queja de Venancio Sarrosa Royo, reflejada en esta sección el pasado 12 de mayo, ha servido para que, en su respuesta al caso, ETECSA aclare algunos pormenores de los procedimientos relacionados con el otorgamiento del servicio telefónico.

Sarrosa Royo, quien reside en Santa Marta 318, entre Oquendo y Franco, en el municipio capitalino de Centro Habana, relataba en su carta que luego de habérsele asignado el teléfono, no fue posible hacerle el contrato el día de la citación, porque en la lista de los beneficiados enviada por el Consejo de la Administración Municipal (CAM), su número de carné de identidad estaba cambiado en dos dígitos.

Y cuando el afectado se personó en la sede del CAM de Centro Habana, constató que había muchas otras personas allí reclamando por la misma razón: una letra cambiada en el nombre, una cifra equivocada en su número de carné de identidad. Tan es así, que en su cuadra, de los 12 teléfonos otorgados, ocho fueron retenidos, y sus beneficiarios debían esperar un mes más para que se corrigieran los errores y hacerles el contrato.

A propósito responde la ingeniera Hilda Arias, directora comercial y de mercadotecnia de ETECSA, quien informa que, por acuerdo del Comité Ejecutivo del Consejo de Ministros, ETECSA queda responsabilizada solo con la entrega de las capacidades telefónicas disponibles. Y son las comisiones creadas por los Consejos de Administración Municipales (CAM) las que reciben y llenan las solicitudes de las personas residentes en las zonas de disponibilidad, y las analizan para la decisión del otorgamiento.

Es entonces que ETECSA recibe los listados con los solicitantes a los que se les ha aprobado el servicio, y se comienza el proceso de contratación. Pero cuando algún dato del listado no concuerda con los del carné de identidad del beneficiado, entonces ETECSA devuelve los mismos al presidente del CAM para que se rectifiquen tales errores, y se devuelvan nuevamente aprobados.

En el caso de Venancio, aclara Arias que cuando fue publicada la queja el 12 de mayo, ya la unidad comercial había recibido el modelo oficial con el error subsanado. Y al cliente se le instaló el servicio el 29 de mayo pasado.

En cuanto a rumores sobre ilegalidades en la política de instalación de teléfonos, señalados por Venancio, la funcionaria precisa que ETECSA, «siempre que ha recibido una queja, denuncia o alerta, ha procedido a su investigación. Y de comprobarse el hecho, se ha actuado con todo el rigor administrativo y judicial que el caso merece, por lo cual cualquier persona que tenga alguna información al respecto puede hacer la denuncia en nuestra empresa o a las autoridades correspondientes».

Agradezco la respuesta de Hilda Arias, y deduzco por su contenido que las imprecisiones en la toma de datos a los solicitantes de teléfonos, que tantas dilaciones causan posteriormente a la hora de hacer los contratos, son entera responsabilidad de las comisiones que crean los CAM al respecto. Mire usted qué trascendencia tiene el trabajo del que registra los datos, y cuántos disgustos y sinsabores pueden evitarse cuando se trabaja con precisión y fidelidad.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.