¿Por qué esperar y esperar? - Acuse de recibo

¿Por qué esperar y esperar?

Reaparece el problema de la indisciplina en el pago del estipendio a los estudiantes universitarios, cuando ya uno lo cree erradicado, porque incluso altas autoridades del Ministerio de Educación Superior han tenido que intervenir y responder a esta sección respecto al tema. Lianet Ruiz Ramírez me escribe en nombre de más de 50 estudiantes de Bibliotecología y Ciencias de la Información de la Sede Universitaria Universitaria de la ciudad de Holguín, y provenientes del Curso de Superación Integral para Jóvenes. La muchacha, quien reside en Calle Principal número 3ª, reparto Hilda Torres de esa ciudad, denuncia que aún no les han pagado los estipendios correspondientes a septiembre, octubre y noviembre de 2007. Han hecho gestiones en la SUM y en la Dirección de Trabajo, «y tanto una como la otra justifica que el problema es del contrario». Lianet y otros cuatro estudiantes se dirigieron al Gobierno provincial, y allí les comunicaron que debían esperar un término de 60 días para tener una respuesta. «Si esta deuda es del año pasado, ¿por qué tenemos que continuar esperando un derecho que nos corresponde?», cuestiona la estudiante.

Normas que se vuelven humo: Cuba adoptó normas para proteger a los no fumadores en locales cerrados; pero si usted observa —más bien si respira por ahí—, son letra muerta. Nelson Almaguer, de calle 246 esquina a Quinta Avenida, en Jaimanitas, municipio capitalino de Playa, relata que el 11 de mayo pasado acudió a la Terminal 3 del Aeropuerto Internacional José Martí a recibir a un familiar, en la Sala Oeste. Y a esa hora, 8 y 30 p.m., «era prácticamente imposible respirar por el aire viciado de humo de cigarrillos. Es una sala extensa con aire acondicionado, sin embargo, el humo que allí se concentraba impregnaba la ropa e irritaba la garganta. Varias veces mi familia y yo tuvimos que salir al exterior a cambiar el aire y desintoxicar los pulmones». En nombre de los «fumadores pasivos» o «fumadores obligados», Nelson hace un llamado a las autoridades de esa Terminal: hay que tomar medidas al respecto. Y yo las extendería a las autoridades del país: ¿Hasta cuándo el irrespeto con los pulmones ajenos? ¿Dónde están las salas de fumadores en las instalaciones públicas, para que se intoxiquen con sus propios humos, si así lo desean?

Excelente tripulación: Isabel Delgado (Avenida 373 número 17835, apartamento 11, reparto Mulgoba, del municipio capitalino de Boyeros) viajó al frente de una comitiva de adultos mayores a los Lagos de Mayajigua. Y en nombre de todos ellos quiere felicitar a la tripulación del ómnibus ASTRO que los transportó: Gualberto N. López Gómez, alias Bigote, y Manuel Vasallo Barreras, ambos del turno Chambas. «Fuimos atendidos con esmero y máxima cortesía. En la tercera edad el trato amable y a la vez respetuoso, da seguridad. Felicitamos a la empresa por tener en esos ómnibus personal de plena confianza para los pasajeros».

¿Hasta cuándo se está analizando?: Reinaldo Rodríguez Terraza, de calle Medrano número 5, entre Martí y Agramonte, en la ciudad camagüeyana de Nuevitas, escribe en nombre de un numeroso grupo de trabajadores de la Filial de Ciencias Médicas de ese municipio. Y es que, a diferencia de las demás sedes del país, ellos no reciben la estimulación que corresponde por concepto de universalización de la enseñanza superior. «Nuestro colectivo lo ha planteado constantemente en asambleas sindicales, administrativas y políticas, y la respuesta siempre es la misma: se está analizando ese caso, compañeros. Creo que eso no necesita mucho análisis, por cuanto las restantes sedes lo reciben. ¿Por qué nosotros no?», concluye Reinaldo.

A dieta la dieta: Andro David Romero reside en calle Primera número 53ª, reparto 13 de Marzo, en Palma Soriano, Santiago de Cuba. Recientemente le indicaron una dieta por una úlcera. Y al dirigirse a la OFICODA con sus documentos, le informaron que no tenía derecho a la misma hasta el próximo mes, pues ya estaba realizado «el corte». Hay una nueva orientación de no brindar vales de tránsito. «Quiere decir que tendré que pasarme 24 días sin adquirir la leche». En la OFICODA provincial le dijeron que era una orientación «nacional». Y él solicita una explicación «nacional», para que le fundamenten a todos los dependientes de dieta en el país, el porqué tienen que esperar un mes, si pudiera haber una reserva mínima en cada municipio.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.
Multimedia
Videos
Fotografía
Opinión Gráfica

El nuevo presidente