Monedas elevan los costos

El pasado 29 de abril, el lector Evans Mora, de Holguín, cuestionaba aquí que en la sucursal del Banco de Desarrollo y Comercio (BANDEC) de esa ciudad, no pudo cambiar 35 libras esterlinas que posee, fraccionadas en monedas; pues solo aceptan billetes para esa operación, por disposiciones del Banco Central de Cuba, según le dijeron.

Al respecto, responde la presidenta de BANDEC, Ileana Estévez Bertematy, que «es práctica internacional que no se acepten monedas metálicas extranjeras debido al alto costo asociado con su manipulación y posterior exportación hacia el país emisor (por el peso físico de las mismas), para obtener el reembolso correspondiente».

Señala que a raíz de la despenalización de la tenencia de divisas en nuestro país, en agosto de 1993, se autorizó la circulación de monedas metálicas del dólar estadounidense, cuando aún no se había emitido el peso cubano convertible. Pero una vez que se contó con las cantidades suficientes de monedas metálicas de pesos cubanos convertibles, mediante la Resolución 72 del 2001 del Banco Central de Cuba, se decidió la no aceptación de las monedas metálicas estadounidenses, hasta entonces las únicas autorizadas a circular. Desde entonces solo se aceptan en los bancos comerciales las monedas metálicas del CUC.

Apunta Estévez que al cliente le fueron explicadas, en la sucursal, por parte del cajero que lo atendió, así como por el gerente de la misma, las causas por las cuales no procedía la operación, avalado por la resolución antes citada, la que fue divulgada en el momento de su puesta en vigor, y publicada en la Gaceta Oficial.

La segunda carta es la respuesta de Ana Remis Castro, jefa del Departamento de Atención al cliente de Aguas de La Habana, a propósito de la denuncia hecha aquí el 19 de abril pasado por Eusebio Dueñas, de Santa Teresa 179, entre Manila y Calzada del Cerro, en la capital.

Entonces, Eusebio alertaba sobre un salidero de agua potable que vertía hacía ya dos semanas, sin que Aguas de La Habana le hubiera dado solución. Refería que la conductora, instalada hace unos años, tuvo problemas técnicos y reventó. A fines de 2002 fue sustituida por otra y se le rectificaron los problemas. Pero ahora el salidero estaba ubicado precisamente en el registro donde se operan diariamente las válvulas por Aguas de La Habana. «¿No les interesa que se pierda esa considerable suma de metros cúbicos de agua diariamente? ¿Cúando y cómo le darán solución?», manifestaba el lector.

Ahora aclara Remis:

«Es de sumo interés para nuestra empresa impedir la pérdida de agua por fugas cuya supresión nos compete. Lo que ocurre es que para eliminar fugas como esta, se requiere de un paro que afecta por falta de suministro a una gran parte de la ciudad, incluidos hospitales. Por estas razones, hay que crear condiciones materiales que garanticen que el trabajo se realice en el menor tiempo posible. Y, además, debemos informar oportunamente a todos los implicados en la afectación, con la finalidad de que puedan prepararse y acopiar el agua necesaria».

Remis subraya que el problema se solucionó el 21 de mayo pasado, con la culminación de la obra civil. «En entrevista sostenida con el compañero Eusebio, apunta, este mostró su conformidad con los trabajos realizados».

La tercera carta es la respuesta de Hilda Arias, vicepresidenta de ETECSA, a la inquietud de Julio César Catalá, vertida aquí el pasado 29 de abril.

Catalá, quien reside en la localidad de Caliente, municipio pinareño de Minas de Matahambre, preguntaba si su comunidad, de 450 habitantes, está incluida entre los asentamientos de más de 300 habitantes que serán beneficiados este año con el servicio telefónico. Arias aclara que, según datos de la Oficina Nacional de Estadísticas, y las direcciones de Planificación Física provincial y del municipio, ese asentamiento poblacional cuenta solo con 195 habitantes.

Precisa que en el desarrollo de la telefonía fueron priorizados, en un primer momento, los asentamientos poblacionales con 500 habitantes, y se continúa trabajando con aquellos con más de 300. Paulatinamente llevarán esos servicios a zonas menos pobladas de la provincia.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.