¿No se pudo antes? - Acuse de recibo

¿No se pudo antes?

Aunque atrasadas, tengo dos respuestas del tema salud a inquietudes de sendos cubanos que requerían de atenciones puntuales a sus problemas, y fueron publicadas aquí.

La primera, reseñada el 27 de octubre de 2011, relataba la angustia de Mario Polanco, un trabajador que, por accidente laboral en 1998, perdió su pie izquierdo. En 2001 le implantaron una prótesis, y la última ya estaba muy deteriorada y prácticamente le impedía caminar.

Desde enero de 2011, el accidentado insistía con el Laboratorio de Prótesis de Las Tunas, para el cambio; y el administrador del centro le planteaba que ellos hicieron la solicitud al Centro Nacional de Ortopedia Técnica, pero los materiales y accesorios no llegaban. Mario iba al laboratorio dos y tres veces al mes, y siempre lo mismo.

Al respecto, responde la doctora Yanaris López, directora provincial de Salud en Las Tunas, que el paciente está dispensarizado desde 2001 en el Laboratorio de Prótesis del territorio, donde se le han realizado tres prótesis fijas; la última en el 2009, y una reparación en el 2010.

En la revisión de las solicitudes de materias primas al Centro Nacional, señala, se comprobó que se habían pedido las mismas, con el número de pie que usa el demandante. Y se constató que durante 2011 no había entrado a ese Laboratorio la materia prima, por tardanza en el arribo al país del pedido solicitado a través del Contrato No.15087, relacionado con el Componente para Prótesis, lo que propició los análisis y reclamaciones correspondientes a todas las partes.

Precisa que las acciones realizadas por la Dirección Provincial de Salud de conjunto con los directivos del Centro Nacional de Ortopedia Técnica, dieron solución definitiva al caso con inmediatez, al recibirse en la provincia el 2 de noviembre del año 2011, el número de pie que requería Mario, el cual fue localizado en uno de los Laboratorios de Ortoprótesis del país.

Agradezco la solución, y precisamente esa solución súbita a un problema que llevaba meses, luego de revelarlo públicamente en esta columna, hace pensar que, si bien había tardanza en la entrada de materia prima al país, ¿por qué no pudo antes buscarse la alternativa de cooperación con otro laboratorio, que al fin resolvió el problema?

Reparado equipo de coronariografías

La segunda carta es la de Ernesto Cartaya, residente en Santiago de Cuba, quien, el 24 de diciembre de 2011, elogiaba aquí el profesional y humano servicio de Cardiología del Hospital Provincial Saturnino Lora, de esa ciudad, donde fue atendido y salvado en noviembre de ese año, a raíz de un infarto agudo del miocardio.

Y contrastaba con el hecho de que hacía más de un mes que no funcionaba allí, por roturas, el equipo para hacer las coronariografías, tan necesarias en la atención a patologías cardiovasculares.

A propósito, responde el doctor Jorge Alberto Miranda, director provincial de Salud en Santiago de Cuba, que la rotura del equipo de coronariografías del cardiocentro santiaguero databa de fines de noviembre de 2011, por un corto circuito, al tratar de encenderse el mismo y dispararse la UPS.

Se reportó el accidente ipso facto al Departamento Provincial de Electromedicina. Allí, al revisarlo, consideraron que la rotura era en el procesador de imagen. Así, intercambiaron con especialistas del Centro Nacional de Electromedicina, y se corroboró que el HICOR estaba dañado. Pero no se contaba con la tarjeta electrónica en el almacén central, por lo cual se debía solicitar a la firma encargada de comercializar su compra, acción que se realizó de inmediato.

«No obstante, agrega, se continuó trabajando en la causa de la rotura y se determinó que la UPS tenía problemas con las baterías. Esta situación fue comunicada a Copextel, que coincidió con el diagnóstico anterior, trasladando la misma para el taller y solicitando la batería.

«En la primera semana de enero de 2012, Copextel entregó la UPS lista, se realizaron las pruebas que confirmaron el buen estado técnico y, en la segunda semana, de conjunto con especialistas del Centro Nacional de Electromedicina, se reparó el equipo con una tarjeta recuperada y se actualizó el software. El pasado 12 de enero culminó su reparación, y está funcionando sin dificultad. Al paciente se le realizó su coronariografía, y está conforme con la atención recibida».

 

 

 

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.
Multimedia
Videos
Fotografía
Opinión Gráfica

Opinión Gráfica