Muy tarde y muy tenue

Luis Mitjans Ginebra, un campesino de 78 años de allá de las vegas de San Juan y Martínez, en Pinar del Río, me escribe agradecido. Sí, porque el pasado 1ro. de abril recibió su chequera de jubilado, luego de que le hicieran esperar tanto, absurdamente, desde que presentara su solicitud de jubilación hace más de dos años.

Ya el veterano cobra su jubilación. Pero no es para sonar trompetas triunfales, cuando la justicia demoró en demasía, espoleada apenas por la revelación de su denuncia en esta columna el 26 de diciembre de 2012. Entonces, Mitjans, integrante de la cooperativa de crédito y servicios fortalecida (CCSF) Hermanos Saíz, narraba sus infructuosas gestiones ante la Empresa Tabacalera de San Juan y Martínez, y posteriormente con la Delegación Territorial de la Agricultura en Pinar del Río y el Grupo Tabacuba en esa provincia.

Agregaba el productor que desde que solicitó la jubilación no estaba trabajando la vega, y tampoco recibía ingresos. «Nadie me da una respuesta definitiva, pues siempre me dicen que espere», así resumía el limbo en que desembocara el esfuerzo de tantos años…

Al respecto, escribe también Rogelio Iglesias Fleitas, delegado territorial de la Agricultura en Pinar del Río, para reconocer que «existió morosidad en el trámite que inició hace más de dos años Mitjans Ginebra, quien pretendía, mediante un proceso de tramitación legal, su jubilación por concepto de compraventa de finca».

Cuenta Iglesias que al campesino entonces se le explicó, por parte de la funcionaria a cargo de ese trámite en la Empresa de Acopio y Beneficio del Tabaco Hermanos Saíz, en San Juan y Martínez, los documentos que debía presentar para la conformación de su expediente. Y al concluirlos, estos presentaban errores, que fue necesario subsanar.

Fue en septiembre de 2012 que vino a firmarse oficialmente el contrato de compraventa de la finca, por parte de la mencionada empresa. Posteriormente, se realizó lo concerniente a la Agricultura provincial y la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños (ANAP). El expediente se envió, ya concluido, el 10 de enero de 2013 al Centro Nacional de Control de la Tierra, del Ministerio de la Agricultura. Y esta entidad lo tramitó al Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, donde se concluye el proceso.

Refiere Iglesias que ha incidido en la demora la Empresa de Acopio y Beneficio del Tabaco Hermanos Saíz, subordinada al grupo Tabacuba; directamente la compañera que ocupa el cargo de especialista de tierra y tractores, «quien incurrió en la infracción de la disciplina laboral descrita, y tipificada en el artículo 46 inciso f del Decreto Ley 251 del 1ro. de agosto de 2007, consistente en: “retrasar o extender injustificadamente los plazos establecidos para la solución de los asuntos puestos a su consideración”, causando perjuicios desfavorables, que inciden en la imagen de la entidad y perjudican a personas naturales».

Refiere el Delegado que a la responsable se le aplicó la medida disciplinaria consistente en amonestación privada, con un plazo de rehabilitación de un año.

Y aclara que Mitjans no quedó desprotegido en el tiempo de espera, pues dejó la unidad de producción, en plena explotación, a cargo del hijo de un sobrino, quien lo abastecía de lo que ingresaba por su trabajo.

La historia se cierra demasiado tarde. Y nada justifica que un campesino que ha entregado una vida de sacrificios, haya tenido que desesperar durante más de dos años por su jubilación, aun cuando llegara a tocar varias puertas del sistema de la Agricultura en Pinar, sin recibir respuestas.

Y este redactor se pregunta si la medida tomada está en proporción con el daño ocasionado. Y, por cierto, ¿más nadie, por encima de ella, tiene responsabilidad en lo sucedido? ¿Más nadie, en la escala ascendente, tenía que controlar que tal insensible morosidad no se registrara?

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.