La cooperativa no les ha pagado

Sus nombres son Eloy Guerrero Fernández, Luis Guerrero Aguilera, Emelanio Montero Algecira, Salvador Montero Algecira, Luis Yosbani Proenza Reyes y Evidio Rey Ramírez Marrero. Son campesinos asociados a la cooperativa de crédito y servicios Joel Nieves Casas, de Bijarú, en el municipio holguinero de Báguano. Y están que trinan…

Cuentan que el 6 de marzo de 2012, ellos y otros productores vendieron al Estado varias cabezas de ganado, por valor de 36 854,30 pesos. Tradicionalmente, a cada campesino que vendía le entregaban un cheque que cobraba en el Banco del municipio. Pero esta vez la cooperativa cobró todo el dinero, y no les pagó a ellos. Fue después de varias reclamaciones que le dieron a cada uno apenas el 33 por ciento de lo que les corresponde.

«Han pasado 16 meses desde que vendimos las reses, pero cuando vamos a comprar algo a los particulares o al Estado, no podemos decir que pagaremos cuando recibamos el dinero. ¿Qué hicieron con él? Escribimos a usted confiados en que se resuelva este problema que afecta a 13 familias campesinas».

¿Habráse visto retranca parecida en los campos de Cuba? Cuando urge desatar las fuerzas productivas y la producción de alimentos, una cooperativa se interpone y dispone impunemente del fruto del trabajo de esos hombres.

Añaden estos campesinos que plantearon su queja al Presidente de la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños (ANAP) en el territorio, quien les manifestó que él no puede hacer nada.

Vista hace fe

El pasado 10 de mayo, el lector Mauricio Acosta denunciaba aquí que en la localidad de Barreras, en Guanabacoa, La Habana, la Dirección de Servicios Comunales no se ocupaba ni preocupaba por la recogida de desechos sólidos.

Precisaba que hacía más de un mes que no se recogía la basura. «Imagínese un poblado de más de 3 000 habitantes —señalaba—, cómo se verá con jabitas de nailon llenas y desbordadas, colgadas en las cercas, y los microvertederos llenos de todo tipo de desechos».

Al respecto responde José Carlos Batista, director de Servicios Comunales en La Habana, que el problema, por su gravedad, fue objeto de análisis al valorarse el comportamiento de la higiene en la ciudad, en la reunión de directores municipales de Servicios Comunales que se efectúa todos los viernes en la Dirección Provincial de esa actividad.

Precisa Batista que «los argumentos esgrimidos por la Directora de Servicios Comunales en Guanabacoa fueron justificativos, al punto que evadió su responsabilidad con la desatención de la higiene en Barreras.

«La situación crítica que pudieran haber tenido los equipos del territorio vinculados a la higiene —agrega—, no justifica el excesivo período que permaneció el reparto sin atención higiénica, teniendo en cuenta que ese territorio estaba siendo apoyado desde el nivel provincial con un equipamiento adicional.

«Faltó estrategia de trabajo por los directivos municipales de Comunales, y la alerta oportuna para tomar decisiones adecuadas que permitieran minimizar las afectaciones. Una vez determinadas las causas y los responsables, se dispuso la solución inmediata del hecho, comprobándose por funcionarios provinciales en horas de la tarde del propio día en que fueron recogidos los desechos sólidos en la localidad.

«En visita al recurrente y vecinos del entorno, se les aportaron los elementos necesarios sobre las causas del incidente, así como las acciones para garantizar la sostenibilidad en la higienización de la localidad.

«Acciones posteriores de control, practicadas en los 29 días siguientes, permitieron comprobar que los puntos de recogida se incrementaron y la frecuencia de evacuación de desechos creció hasta tres veces por semana. Y como medida adicional, se precisaron los contactos para la comunicación entre los factores de la comunidad, que permitan alertar a las autoridades del territorio ante situaciones similares, y establecer de conjunto acciones para evitar se repita lo ocurrido».

Agradezco la respuesta y atención al caso. De la historia se deduce que la reunión de cada viernes no es suficiente para que la Dirección Provincial de Servicios Comunales detecte que una localidad de la capital lleva más de un mes sin que le recojan la basura. ¿No será más útil chequear en el terreno? Vista hace fe.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.