La respuesta más ágil

Gloria E. Robaina, directora provincial de Justicia en La Habana, ha roto el récord de prontitud en respuesta a esta sección al enviar la suya ayer, el mismo día en que se publicó la queja de dos personas sobre el cierre del Registro Civil del municipio capitalino de Plaza de la Revolución.

Antonio Ramón Martínez y Juan García Prieto testimoniaban que en visitas a la sede de dicho Registro, el 9 y el 11 de julio respectivamente, habían constatado que estaba cerrado y sin prestar servicios —por filtraciones de pisos superiores— con vistas a proteger a los clientes y a los propios empleados.

Uno de los lectores plasmaba su preocupación por el peligro que corría tanta documentación legal de los ciudadanos del municipio. Subió al piso superior y conoció que hace años se filtra, al tiempo que afirmaba que cuando el Registro lo mudaron para allí, para la planta baja de ese edificio, ya el problema existía.

Y este redactor preguntaba: «¿Qué medida se tomará para preservar tantos documentos patrimoniales? ¿Se decidirá con urgencia el traslado del Registro hasta solucionar la filtración, o quedarán tantos legajos a la mala suerte del abandono y el olvido?».

Pues ayer mismo, en horas del mediodía, la Directora Provincial de Justicia de La Habana, haciendo uso del correo electrónico, respondió que los hechos son ciertos, pero el día 15 de julio el problema había sido solucionado, gracias a la preocupación de la Dirección Municipal de Justicia, los Consejos de la Administración Municipal y Provincial, y sobre todo de los inquilinos del piso superior donde se produjo la rotura, y del Presidente del Consejo de Vecinos del inmueble.

«Ya el 16 de julio se comenzó a prestar el servicio de forma organizada y con celeridad», señala, y agrega que «cuando la unidad se mudó para ese local, la filtración que había existido estaba resuelta. Posteriormente, quizá hace un año atrás, se produjo una nueva filtración, que los inquilinos del apartamento del piso superior volvieron a arreglar, detectándose en esta ocasión que el trabajo y el material para el empate de dos tubos que se usó no tuvo la calidad requerida, según nos explicó el plomero que asumió el trabajo.

«También debo explicar que, precisamente, se tomó la medida de cerrar el servicio para evaluar por los especialistas el alcance del problema y decidir el traslado o no de los libros y demás bienes y recursos del lugar, lo cual se dictaminó dándose la solución que correspondía, y recibiendo la adecuada comprensión por parte de los vecinos, quienes actuaron con mucha prontitud. Agradecemos la preocupación de los usuarios».

Juventud Rebelde decidió ayer mismo publicar la respuesta de Gloria en la edición digital del periódico, en el foro de comentarios y opiniones de los lectores que suscita a diario esta columna, no sin antes este redactor elogiar el hecho de que una institución emitiera en tiempo real su respuesta, como mucho han añorado nuestros lectores de la versión web.

Y el impacto positivo no se hizo esperar. He aquí algunas de las opiniones de nuestros internautas ayer:

Carlos González: «Gloria E. Becerra, directora provincial, no pudo ser más oportuna su intervención. Enhorabuena… Eso es lo que quiere y le hace falta al pueblo: que las instituciones funcionen y los problemas, sean cuales fueren, se resuelvan».

Hendris Manuel: «Mi admiración por Gloria E. Robaina Becerra, directora provincial de Justicia en La Habana, por su preocupación por el caso, por su rápida respuesta y, sobre todo, por hacerlo en este espacio. No sé si habrá pasado antes, pero no recuerdo un caso donde un jefe de la categoría de Gloria se pronunciara aquí, delante de todos. Eso nos da la medida de que ella sí lee la prensa y se preocupa por los problemas de la entidad que dirige. Dirigentes de esta altura son los que necesitamos en estos tiempos».

José Díaz: «Foristas, vean el alcance de la sección Acuse de Recibo. Se recibió una explicación rápida por parte de Gloria E. Robaina Becerra, directora provincial de Justicia en La Habana, acerca del artículo de hoy… Admite que el trabajo de plomería y la calidad del material usado en él no fueron los mejores, y se trabaja sin problemas».

Fernando López: «Deseo expresar las gracias a la compañera que da la explicación, y la agilidad de la respuesta a tantas preocupaciones. Creo, al mismo tiempo, que ya tiene un alerta y múltiples comentarios sobre las dificultades que tenemos los ciudadanos con el trabajo de los Registros Civiles. Es bueno que también por esta vía, los directivos se enteren de estos asuntos que conciernen a toda la ciudadanía».

Lidia San: «Esta compañera, Gloria Robaina Becerra, compareció en la televisión en días pasados, y con una gran transparencia habló sobre la situación que se estaba afrontando en el país, específicamente en La Habana, con los Registros Civiles y Notarías. Precisamente se refería a la situación constructiva y todo lo relacionado con el equipamiento tecnológico. Lo hizo de una manera locuaz y sincera».

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.
Multimedia
Videos
Fotografía
Opinión Gráfica

Opinión Gráfica