Fábula de una acera inconclusa

Este es el tercer capítulo de una obra de chapucería y «misterio». Donde se brindan, al fin, datos que faltaban, responsables que se escurrían, satisfacciones que no habían llegado.

El asunto comenzó cuando el 20 de abril pasado la capitalina Caridad Miranda Martínez (calle 8, No. 164, e/Línea y Calzada, Vedado, Plaza de la Revolución) denunciaba aquí las irregularidades de la reparación que en noviembre de 2013 se acometiera en las aceras de la céntrica calle Línea.

Malgasto, planificación deficiente, zanjas, escombros sin recoger, indolencia. De ello y más dio cuenta la lectora, quien venía de vuelta de haberse comunicado —y haber sido enviada de un lado a otro— por varias entidades y funcionarios.

Notablemente retrasada llegó a nuestra redacción, el 11 de septiembre, la respuesta del Subdirector de Redes Técnicas del Grupo de Inversión Vial y coordinador de las Redes Técnicas de la Dirección Provincial de Transporte de La Habana. «Escueta» e «insuficiente»: así calificó el redactor aquella misiva, pues con su único párrafo dejaba más dudas que luz.

«Así —comentaba entonces el colega Pepe Alejandro— no se cumple el mandato de responder a profundidad y con toda transparencia los planteamientos de la población».

Hoy, henos aquí con la tercera epístola en torno a este caso. Su remitente es José Luis Toledo Álvarez, director general de la Empresa de Equipos Industriales y Sistemas Constructivos Nuevas Técnicas. Refiere José Luis que el 21 de abril se comunicó personalmente con Caridad Miranda para aclarar la información expresada por ella en su queja, sobre su conversación con el «gerente» de Nuevas Técnicas y los infructuosos intentos de volver a contactar con él.

«Quedó claro —sostiene José Luis— que se trataba de una confusión motivada por la similitud de nombres entre la Empresa Nuevas Técnicas y la unidad inversionista Redes Técnicas, reconociéndose por parte de Caridad que su comunicación había sido con Alexis Casal Garcé, subdirector de la referida unidad inversionista.

«Se aclaró además que Nuevas Técnicas trabajó en la reparación de la calle Línea en el tramo entre las calles 24 hasta 12, y a partir de esta trabajó la empresa Ticon, del Ministerio de la Construcción, por lo que lo señalado respecto a la esquina de 16 sí es responsabilidad de Nuevas Técnicas, no así lo referido a la esquina de calle 8», especifica el directivo.

Lo que sucedió con la esquina de 16 —argumenta— fue que no se le dio el acabado final, primero por la lluvia y después por el movimiento de la brigada ejecutora hacia otro municipio por indicación del inversionista. Ello no exime de responsabilidad a los ejecutores ni a la dirección de la empresa, y por tanto se analizó con los implicados.

«Pero no se aplicaron medidas disciplinarias teniendo en cuenta que este personal no es especialista en este tipo de labor, siendo esta una actividad nueva para la empresa (…), por lo que no contaba en ese momento con un efectivo sistema de control de la calidad», detalla.

La demandante expresó su satisfacción con la atención y los argumentos recibidos. También fue visitada personalmente por el Jefe de Brigada que trabajó en la acera y por el Director de la unidad empresarial de base, apunta el directivo.

«Esta información fue brindada al compañero Alexis, quien planteó que como inversionista se encargaría de enviar respuesta al periódico e indicó que Nuevas Técnicas se encargara de la reparación de ambos tramos, lo cual se cumplió. (…) Se le remitió también a la especialista de atención a la población del Grupo Empresarial de la Construcción de La Habana (Gecal), al cual pertenece la Empresa Nuevas Técnicas, que planteó que se encargaría de esclarecer el malentendido respecto a la confusión sobre la empresa y la responsabilidad real de esta».

Por tanto, expresa el Director General que se sintió asombrado, al igual que el periodista, por la escueta y poco esclarecedora contestación remitida a JR.

«Podremos tener errores de calidad o de otra índole, pero nunca nos faltará la sensibilidad ante los problemas de las personas», concluye José Luis Toledo.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.
Multimedia
Videos
Fotografía
Opinión Gráfica