Violación tras violación

En marzo de 2014, el mayabequense Raúl Herrera Reytor (Calle 34, No. 3711, e/ 37 y 39, Jaruco) comenzó los trámites para obtener un par de espejuelos en la óptica del municipio. Allí le afirmaron que la gestión podía tardar hasta 90 días, contaba el paciente en misiva que publicamos el 26 de noviembre de 2014.

A partir de aquel primer trámite se desató para el remitente un rosario de trámites en pos de sus «segundos ojos», tan necesarios a sus 68 años de edad.

En una ocasión le dijeron que habían llegado, pero los habían devuelto al taller de San José, pues no se correspondían con los que él requería. Luego, que el taller de marras había cerrado y los pedidos se habían tenido que remitir a La Habana y a Artemisa. Buscando por su cuenta y sin saber adónde habrían ido a parar los suyos, el afectado logró contactar con el taller de Artemisa, donde, para su asombro, le explicaron que allí los espejuelos los confeccionaban con rapidez, pero que San José no tenía transporte para recogerlos.

Ante la falta de información y la ineficiencia, la esposa de Raúl se dirigió a las instancias de Atención a la Población de los consejos de administración Municipal y Provincial. De allí, nuevamente, fue remitida a la óptica.

Al momento de escribirnos, su queja llevaba más de un mes en esta entidad y el remitente seguía sin los espejuelos.

A propósito contesta el doctor Emilio Delgado Iznaga, director de Medicamentos y Tecnologías Médicas del Minsap. Explica el doctor Emilio que la orden del paciente, según se comprobó, fue recibida el 28 de marzo de 2014, con número de vale 1373 y número de talla 89. Esta no se envía al taller hasta el 9 de abril, 11 días después, cuando lo indicado es no más de tres días para dicha gestión.

«El proceso de tallado se demoró desde el 9 de abril hasta el 13 de junio, más de dos meses, motivado por falta de seguimiento y exigencia de la Empresa de Farmacia y Óptica y por la no fiscalización y control de la Dirección Provincial de Salud en Mayabeque», afirma el directivo.

«La orden —detalla el funcionario— pasa al taller de corte y monta de la óptica el día 18 de junio de 2014, cuatro días después de ser recibida, violando la indicación de priorizar las órdenes de tallado; al recibirse en la óptica la orden se demora dentro del taller de corte y monta cinco días más, hasta el 24 de junio de 2014, para su revisión y montaje, siendo esta otra violación de procedimiento, donde el tiempo establecido es de 24 horas».

Tras revisar el pedido se detecta que no cumple los parámetros de calidad y se devuelve al taller de tallado el 21 de julio, 20 días después. Esta constituye una violación añadida, pues lo normado en este proceder es tres días como máximo para efectuar las devoluciones, sostiene el galeno.

Y añade: «La orden es recibida en la óptica finalmente el 29 de octubre de 2014, y sin tener en cuenta la demora ya sufrida por el paciente, se comete otra violación: no la cortan y montan hasta el día 14 de noviembre de 2014, 14 días desde que la recibieron se mantuvo en el almacén de la unidad. Cuando el paciente acudió a la óptica el 10 de noviembre de 2014 pudo haberse llevado sus espejuelos, pero estos no se habían cortado y montado».

Al revisar el funcionamiento del taller de corte y monta de la óptica de marras se detectaron problemas de funcionamiento y cumplimiento de las reglas establecidas, señaladas además en tres visitas de control durante 2014.

Por todo ello, argumenta el ejecutivo, la queja fue calificada «con razón» y se tomaron las siguientes medidas disciplinarias, que por cuestión de espacio sintetizo:

A la administradora de la óptica de Jaruco, amonestación ante el Consejo de Dirección Municipal; a la técnica operaria de corte y montaje, la recepcionista de la óptica, la directora municipal de la Empresa de Farmacias y Ópticas y el especialista de Óptica Provincial, sendas evaluaciones no satisfactorias que repercutieron en el 50 por ciento del pago por resultados; a la directora general de la Empresa Provincial de Farmacias y Ópticas, amonestación ante el Consejo de Dirección del Grupo Empresarial Mayabeque, y al jefe de Departamento de Medicamentos de la Dirección Provincial de Salud, amonestación ante el Consejo de Dirección Provincial.

Raúl recibió sus espejuelos el 17 de noviembre de 2014 (su carta había llegado a JR el 11 de noviembre). Manifestó su agradecimiento tras la atención recibida luego de publicado el caso.

Agradezco mucho la minuciosa respuesta. No tengo espacio para comentar. Solo me pregunto cuántas cadenas de violaciones como estas estén sucediendo con casos que no salen en la prensa. ¿Cuándo las podremos abolir?

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.