Recurrente el salidero

El pasado 8 de julio, en medio de la sequía que nos reseca, Luis Lacosta denunciaba aquí un torrente de agua potable que brotaba hacía semanas de una tubería rota cerca de su hogar, en calle 2da., entre A y B, reparto Dolores, municipio capitalino de San Miguel del Padrón. Y el 5 de agosto pasado recibí la respuesta de Irvins de la Victoria, director general de la Empresa de Acueducto y Alcantarillado del Este, en carta fechada el 21 de julio de 2015.

«En entrevista realizada al compañero Luis Lacosta, quien encaminó la queja a varias instancias, él mismo reconoció el trabajo que ha venido realizando la Dirección de Acueducto con respecto a este tema, pero tiene su opinión: la afectación seguía», señala Irvins.

Agrega que «en visita a la zona afectada se pudo comprobar que el salidero de agua se encontraba en la calle 3ra., entre Calzada de Güines y 2da., reparto Dolores, en el cual se ha venido trabajando en varias ocasiones por parte de nuestras brigadas de Mantenimiento de Acueducto».

Agradezco la respuesta, aunque deja cierta confusión. Si Acueducto del Este estuvo trabajando en el salidero, ¿por qué Lacosta tuvo que escribir a esta columna luego del impune despilfarro de agua potable durante varias semanas? ¿Por qué no se resolvía definitivamente una y otra vez?

Lo otro es el uso libérrimo del tiempo en la carta: la recibí el 5 de agosto, fechada el 21 de julio. Expresa: «Le comunicamos al recurrente que la afectación en el día de hoy se encuentra en ejecución, quedando concluida para el día 11 de julio de 2015 dicha avería». Y al final manifiesta: «Esta queja queda solucionada y con razón en parte».

¿Por qué tardó en solucionarse? ¿Cómo puede decirse el 21 de julio que «hoy» se encuentra en ejecución lo que antes no se hizo, y de inmediato afirmar: «quedando concluida para el día 11 de julio de 2015 dicha avería?». ¿Acueducto y Alcantarillado del Este viaja al pasado en sus obras?

¿Quién era el «recurrente»: Luis Lacosta, o el impune salidero que despilfarraba el agua en medio de una grave sequía? ¿Por qué «razón en parte»? ¿Cómo se puede firmar una respuesta a una queja ciudadana, sin antes revisarla?

Documento extraviado

La Dirección de Planificación Física en el municipio capitalino de Playa no está brindando un buen servicio a la población, afirma Felipe Arencibia López, vecino de 9na. A, edificio 6, apto. 15, entre 282 y 284, en el reparto Juan Manuel Márquez de Santa Fe.

Cuenta que en febrero pasado comenzó los trámites para inscribir su vivienda en el Registro de la Propiedad. Primero, acudió a la oficina del Arquitecto de la Comunidad de Santa Fe y solicitó el dictamen técnico de su casa. A los 15 días tenía el documento de marras en sus manos.

Fue a ver a Gabriel, quien atendía Planificación Física en la localidad. Y luego de varios intentos, logró que le atendiera. Le entregó los documentos solicitados (fotocopia de la propiedad de la casa y el dictamen técnico del arquitecto de la comunidad).

Tras ir y venir varias veces a la oficina de ese funcionario, la esposa de Felipe logró contactar a Gabriel. Y recibió una nota de su puño y letra: «Podía pasar por Planificación Física de Playa, con un sello de 5 CUP, a recoger el documento». Tras varios intentos, y hablar con el subdirector Isasi y la jefa del Archivo, Laura, resultó que el documento no aparecía.

A mediados de mayo, Felipe solicitó una entrevista con la funcionaria de guardia, Niurka. En presencia de Laura le planteó su inquietud por los papeles perdidos. Y le dijeron que se habían extraviado por responsabilidad de Gabriel, quien había causado baja de la entidad y debía reaparecer ante la Jefa de Trámites para determinar el caso.

Felipe retornó y se entrevistó con la Jefa de Trámites, quien conocía de la pérdida, y le dijo que debía comenzar el proceso nuevamente, con la salvedad de que llevara de nuevo a la oficina de Santa Fe las copias de los legajos exigidos, para que el nuevo funcionario se los hiciera llegar a ella al día siguiente.

Así lo hizo, con esa paciencia, a prueba de todo, que tiene el cubano. Y desde entonces, mediados de mayo,  Felipe frecuenta dicha entidad una y otra vez, y su documento no aparece firmado.

«Planificación Física de Playa no está brindando un buen servicio a la población. El Instituto de Planificación Física debe tomar medidas para agilizar los trámites de la población, y que aparezcan mis documentos», concluye.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.
Multimedia
Videos
Fotografía
Opinión Gráfica

Armas Trump.