Más que la autoría, ¿hay deuda o no?

El 14 de abril pasado reseñé la queja del profesor de Educación Física Yoandris Delgado Matos, desde la Isla de la Juventud, sobre deudas en el pago del Instituto Nacional de Educación Física y Recreación (Inder), a él y a otros colaboradores que cumplieron misión en la hermana Venezuela entre el 27 de marzo de 2011 y el 2 de abril de 2013.

Él contaba que al llegar a Venezuela les orientaron que podían hacer el descuento acumulativo mensual de sus honorarios, entre el 20, 30 y 40 por ciento. Él lo hizo con el 30 por ciento el primer año y el 40 por ciento el segundo, lo que representó 2 490 CUC. Pero le depositaron en total 2 245 y le faltaban 245.

Yoandris afirmaba que había reclamado a Zonia Rodríguez, metodóloga de Colaboración Internacional de Deportes en el Municipio Especial, sin recibir respuesta. Y la última vez que insistió fue en diciembre de 2015. La queja llegó hasta el departamento económico de Cubadeporte, refería, pero nada se resolvió. «¿Cuánto tiempo más, decía, debemos esperar para que se deposite un dinero que descontamos de nuestro salario en un período de dos años?».

Responde Lázaro Labrada González, director de Deportes en la Isla de la Juventud, que Yoandris fue visitado por el subdirector municipal de Deportes y la propia Zonia Rodríguez, quien le preguntó al colaborador si él la conocía. Y aquel dijo que no.

Precisa que Yoandris planteó que «nunca se ha presentado en la Dirección de Deportes a realizar reclamación, como se expresa en el periódico; ya que él nunca ha revisado su estado de cuentas, para saber si le falta o no la cantidad de 245 CUC. ¡Nunca se ha dirigido a la compañera Zonia!»

Según Labrada, Yoandris dijo que en 2014, «se realizó un comentario entre profesores sobre faltante de dinero en las cuentas, y que debían realizar una reclamación; pero nunca se materializó o se puso en práctica por su parte».

También el profesor planteó, añade, «que si es de interés de la entidad presentarse en algún lugar, y realizar alguna declaración, está en disposición; ya que al parecer alguien utilizó su nombre y demás datos para realizar este documento y enviarlo a la sección». Y ratificó que no había elaborado carta alguna a esta columna.

Agradezco la respuesta, aunque me desconcierte. Conservo, como prueba, la carta cuya autoría niega Yoandris. En ella aparece, aparte de su nombre y apellidos, su dirección particular, sus números de pasaporte y de carné de identidad, el lugar donde permaneció en misión: Parroquia Calabozo, del municipio Francisco de Miranda, en el estado de Guárico, y hasta su número de celular.

Si alguien con suma exactitud y precisión usurpó su identidad  —muy reprobable éticamente—, aseguro con total fundamento que la carta fue enviada a esta sección el 15 de marzo de 2017 a las 11:26 a.m., desde la dirección de correo pedropgb@ij.rimed.cu. Lo lamentable es que en el dilema de la autoría de la queja, la respuesta obvió lo esencial: ¿es cierto que existe la deuda por parte del Inder?

Por cierto, el 26 de abril pasado, a las 8:06 a.m., y desde el correo mbatistag@ij.rimed.cu, llegó a nuestra sección una queja similar, bajo el título: «¿Dinero fantasma o dinero nuestro? ¿Adónde fuiste a parar?».

En la misma, Yanko García Johnson, profesor del IPU Ignacio Agramonte, de Isla de la Juventud, y residente en calle 28 A, entre 5 y 30, edificio 4, apto. 3, Escalera 2808, Panel 1, en la localidad de La Fe, cuenta que estuvo en el mismo período en misión en Venezuela, en el sitio exacto que dijera la carta ya analizada. Y plantea que le deben 433,51 CUC.

Coincide en lo de la reclamación a Zonia, sin respuesta. Y reitera que escribió a Cubadeporte en diciembre de 2015: sin respuesta igual.

«¿Cuánto tiempo más debemos esperar para que se nos deposite el dinero que descontamos de nuestro salario en dos años? En nuestro poder tenemos el historial de todas las operaciones realizadas, tanto como créditos y débitos en nuestra cuenta, y la Certificación de Ahorro del colaborador cubano en Venezuela. Es el sentir de varios profesores de Educación Física de la Isla de la Juventud», concluye.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.
Multimedia
Videos
Fotografía
Opinión Gráfica