Juventud Rebelde

Frente al espejo

Lectora ausente

«Me he emocionado hasta las lágrimas con este artículo (El signo de sumar, José Alejandro Rodríguez, 8 de julio) porque, aunque no tengo a ningún familiar en prisión, todos somos, de un modo u otro, familiares empujando con nuestro modesto esfuerzo esta gran obra, que no responde a falsos protagonismos y nadie es mejor que nadie ni está por encima de nadie. Sí, tenemos que asumir a esas personas como errores nuestros y empeñar nuestro esfuerzo en recuperarlos a toda costa. También me parece muy loable la iniciativa de Silvio. Aunque solo sea mi opinión, me he sentido impulsada a expresarle mi criterio; pienso que hay que estimular ese tipo de periodismo de opinión que usted realiza. Quiero que sepa que persigo los artículos que usted firma, pues son garantía de calidad y de honestidad. Gracias». (Floralia Gómez Gallo)

«Muy importante reciclar... Y muy importante la buena disposición de la basura (¿Qué hacer con la basura?, suplemento En Red, 8 de julio). He tenido la inmensa alegría de visitar en tres ocasiones La Habana, y he encontrado que hay quienes dejan la basura en las ramas de los árboles o la arrojan a las calles sin importarles la contaminación ambiental... Esa campaña debe hacerse ¡Felicitaciones!». (Oscar Avellaneda)

Estimada Mairim, he leído con mucho interés tu artículo sobre salud=belleza en el Cerro, en Juventud Rebelde y tu blog (Diosa del amor en el Cerro, Mairim Silva, 10 de marzo). El tema y los testimonios son muy buenos; soy periodista y profesor de Periodismo en Francia y estaba de vacaciones en Cuba hace poco tiempo. Sí te puedo dar solo unos consejos: lo que me pregunto como lector leyendo tu nota es: ¿a qué se parece el lugar (en las fotos se ve que es de pintura azul, parece chiquito de apenas 20-30 m2), si está escondido en una pequeña calle o una avenida del Cerro...? Una descripción con palabras daría más color al artículo. También me gustaría saber qué piensan los hombres de esa iniciativa: si se ríen o no, si ¿había uno en el salón cuando fuiste?... Por fin, si la peluquería es gratis o si hay que pagar como cualquier peluquería y cuantos pesos cubanos. Te deseo mucha suerte en tu trabajo-pasión. (David)

«Es martes, Rosa, y por problemas con la conexión en mi casa no pude leer antes tu artículo sobre Guillermo... (Guille, Rosa Miriam Elizalde, 3 de julio) Me acabo de enterar contigo que murió... al principio leía y leía y no le encontraba sentido a la lectura. ¿Quién era Guille? ¿Quién el enano?... Así hasta que comenzaron tus palabras y cuando vi el nombre completo de Guillermo Cabrera, el corazón me dio un vuelco como si la noticia hubiese sido solo para mí... Te escribo y lloro quizá como la Calloni... ¡¡¡Qué pena!!!... ¡¡¡Qué pena tan grande!!!... Mis mañanas de jueves ya no serán las mismas... aprendía tanto con él... ¿A quién otro se le ocurrirá pulsar una tecla así para nosotros?... ¿Quién se encargará de decirle al sol cuánto se aman dos personas?... ¿Quién nos seguirá mostrando que el mejoramiento humano es posible? Yo nunca le escribí... no fui a ninguna peña... era una lectora ausente... ahora, una llorona tardía...». (Taimí Escobar)

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.