Tormenta en el tablero - Frente al espejo

Juventud Rebelde

Frente al espejo

Tormenta en el tablero

Si la memoria no me traiciona, en nueve oportunidades esta columna se ha hecho eco de criterios relacionados con el fascinante mundo del ajedrez y con trabajos que sobre esta disciplina han publicado los colegas Luis López Viera y Jesús G. Bayolo.

¿Están los lectores satisfechos con el tratamiento que JR le ha brindado al tema? Todo parece indicar que bastante. Pero como nuestro reto es superarnos, habrá que buscar nuevas oportunidades para referirnos a la enseñanza de la disciplina, los sistemas de preparación con que cuentan nuestros exponentes, publicar partidas de los campeonatos y seguir las actuaciones de los trebejistas del patio y allende los mares, entre otros muchos ángulos del asunto.

El siguiente mensaje se une a la polémica, y viene a colación del trabajo Leinier es campeón mundial (Luis López Viera, 9 de noviembre):

«Coincido con Ud. en que nuestro ajedrez requiere de más atención y apoyo, pero eso tiene nombre y apellidos: ¡por parte de las direcciones de deporte en cada territorio y a nivel del país, de la Federación de Ajedrez de Cuba y de los medios de comunicación masiva!

«Nuestras potencialidades son enormes y no está lejos el día que disfrutemos de un sucesor de Capablanca en los campeonatos mundiales. Leinier, Bruzón y muchos jóvenes más nos pueden dar ese alegrón. A pesar del huracán Paloma, la noticia del éxito de Leinier en el Campeonato de Partidas Rápidas hoy corre de boca en boca y nos emociona.

«Pienso que los esfuerzos del Gobierno con la masificación de la enseñanza del ajedrez en las escuelas, los cursos de Universidad para Todos —aunque en estos se pueden evaluar los horarios, la distribución y venta de los tabloides, etc.—, a veces no dan más frutos porque después chocan con concepciones burocráticas y estrechas de direcciones de escuelas, profesores de Educación Física y direcciones de Educación y Deporte.

«En ocasiones el ajedrez “se pierde” de los medios, incluso en momentos en que se están desarrollando campeonatos importantes. Por su parte, el sitio web de la Federación Cubana de Ajedrez no se actualiza.

«Se pueden organizar más simultáneas y campeonatos a nivel de barrios, entre escuelas y centros de trabajo, pues este deporte exige pocos recursos. El ejemplo del torneo Tras las huellas del Che, habla por sí solo. También pueden rescatarse las salas de ajedrez en las universidades, centros internos y otros lugares de la comunidad; incluso las salas de televisión construidas en lugares apartados pueden ayudar a esto. Los Joven Club de Computación y las salas de video son espacios que antes no teníamos y hoy pueden contribuir.

«Cuando las condiciones del país lo permitan, se debe rescatar la revista Jaque Mate o buscar alguna fórmula de financiamiento o edición a través de otros medios. Los boletines y tabloides no son fórmulas despreciables. La producción y comercialización de juegos de ajedrez es otro tema que se puede evaluar...

«En síntesis, creo que más que ayuda lo que se necesita es “cabeza”, para unir, organizar y llevar adelante esta tarea, que tanto puede influir en la alegría, cultura y desarrollo de valores e inteligencia de nuestro pueblo». (Efrain Losada)

«Acabo de leer tú trabajo “Liberia, posible sede de AFRICOM” (Jorge Luis Rodríguez González, 12 de octubre). Me ha parecido muy interesante y esclarecedor, pues se trata de un hecho que la historia ha tratado tangencialmente.

«Soy profesor de Historia hace más de 40 años y admirador de los periodistas que tratan esos temas, a los cuales me dirijo con respeto y afecto». (Arístides Rondón Velásquez)

«Maravilloso reportaje (Como pez en el agua, José Luis Estrada Betancourt, 4 de noviembre). Me siento muy orgullosa de ver los logros de Tania Vergara, amiga y compañera de estudio por tantos años, quien nació para la coreografía. Recuerdo que dio sus primeros pasos después de graduarnos en la escuela donde trabajaba y realmente me emociono al ver cómo su trabajo ha crecido y se ha convertido en una coreógrafa de tanto calibre. Sus triunfos los hago míos y de todas las compañeras de estudio de la graduación de 1986 en la Escuela Profesional de Artes de Camagüey». (Rebeca Maso, Nueva Jersey)

«He leído su interesante artículo sobre Sara Palin (La Palin sigue dando qué decir, Juana Carrasco, 9 de noviembre). Creo que la mostrada ignorancia de Bush en diferentes temas durante sus ocho años de “gobierno” no son comparados con la ignorancia demostrada por la Palin en solo dos meses; y si es cierto que la tendrán en cuenta para las elecciones del 2012, entonces entrará en los récord Guinness como la presidenta o candidata presidencial más ignorante de todos los tiempos». (Manolo)

«Estimada Arleen: Soy un respetuoso admirador de su trabajo periodístico, tanto en la prensa plana como en la TV, y soy además un mayor admirador —lo digo en presente— del desaparecido compañero profesor Eduardo Dimas. Me resultó muy emotivo, por la sensibilidad humana y respeto que traduce por un gigante caído, su bella crónica de despedida titulada Dimas, publicada en JR del pasado 11 de noviembre (Arleen Rodríguez Derivet). Por lograr gente como usted, hicimos Patria los hoy veteranos de la generación de Fidel y Raúl, y no me cabe dudas de que teníamos razón». [Cor. (r) Dr. Pedro Rodríguez Fonseca]

«Arleen: No sabe cuánto agradecí el tono justiciero de sus palabras ante la pérdida de ese ser profundo, “callado” y “hablador” que se llama Eduardo Dimas. Aunque estaba al tanto de su enfermedad, también me sorprendió el desenlace. Quienes tuvimos la suerte de conocerlo, de cruzar opiniones con él más de una vez, sabemos cuán grande fue y seguirá siendo ese as del periodismo cubano. Gracias por evocar al comentarista insuperable, al hombre de excepción...». (Mario Cremata Ferrán, estudiante de Periodismo)

«Estimado compañero: Solo quería alertarle que esa información que usted publica en uno de nuestros diarios (Migración a Linux garantiza independencia, Julio Martínez Molina, 11 de noviembre) no es totalmente cierta. Increíblemente se ha dado a repetir y repetir esta opinión en varios forum, incluyendo eventos internacionales, pero desgraciadamente eso no es cierto, ni es compartido por todos los que laboran en la esfera computacional en el país.

«La verdadera independencia tecnológica sería si a partir de ese sistema (u otro) fuésemos capaces de crear uno propio cubano... Pero el Linux no es sinónimo de independencia. Cuidado. Por cuestiones puramente comerciales —competencia contra Windows de Microsoft, que cubre el 85% del mercado— se distribuye “supuestamente” libre —lo cual no quiere decir gratis, otro error muy común. Pero habría que ver qué sucedería si tuviera un auge mercantil mayor en este mundo globalizado». (Dr. Rosendo Moreno Rodríguez, Profesor Titular de la Facultad de Matemática, Física y Computación, Universidad Central Marta Abreu)

Queremos agradecer al Dr. Rosendo por la gentileza en hacernos llegar su criterio.

Creemos que la información publicada refleja la misma diversidad de criterios que existe alrededor del tema. Nadie negaría que emigrar hacia otros sistemas operativos, llámese Linux o de otra manera, garantiza relativa independencia. La nota es muy cuidadosa en ese sentido y no afirma que Linux sea «el» camino a «la» independencia. Haber empleado el artículo nos habría lanzado en brazos de lo absoluto y eso no sería responsable, en primer lugar, porque contradiría el mismo mensaje que hemos difundido en amplios trabajos sobre el tema.

Aunque el trabajo que suscitó su curiosidad fue una nota breve, contamos con que los lectores puedan situarse en contexto gracias a esa información que ya brindamos, y ponerse a salvo de esos mitos y errores a los que usted se refirió.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.
Multimedia
Videos
Fotografía
Opinión Gráfica

El nuevo presidente