Frente al espejo

Raíz, raíz, raíz…

«Escuchaba con atención un relato sobre el Che Guevara en la voz cercana y cálida del general Harry Villegas, en una charla durante el Festival de L’Humanité, en París, y en sus palabras de introducción Villegas me sorprende con la noticia del fallecimiento del comandante Juan Almeida Bosque. Un pensar bien conocido en Cuba me viene al espíritu: “Toda la gloria del mundo cabe en un grano de maíz” (Las grandezas surgen, no se planifican, Alina Perera Robbio, 13 de septiembre). Merecedores de este atributo son Juan Almeida Bosque, Celia Sánchez Manduley, Haydée Santamaría, Vilma Espín y todos los patriotas cubanos que de una forma u otra hacen posible que Cuba sea hoy por hoy soberana y digna. Algunos son hojas, otros son ramas o tronco, pero Juan Almeida Bosque es raíz, raíz, raíz… de fundamento». (José Francisco Rivero, París, Francia)

«Solo los Hombres que dejan huella en algún momento de su vida han pronunciado palabras que perduran por siglos. En mi vida jamás las había escuchado, mas este día me han impresionado “Aquí no se rinde nadie, c…”, de manera especial por las circunstancias en que las pronunció (La plomada de Almeida, José Alejandro Rodríguez, 13 de septiembre)». (Carlos)

«Su artículo (El Comandante Juan Almeida, Enrique Ubieta, 13 de septiembre) me emocionó mucho, se lo digo con toda sinceridad. Refleja la talla de ese héroe, historia viva hace dos días, ahora historia eterna». (Oscar Díaz)

«Gracias periodista por su excelente y emocionante artículo (Cualquier lugar es tu tierra, Jesús Arencibia Lorenzo, 13 de septiembre). He llorado mucho desde que supe la noticia, como todo nuestro pueblo, pero siento que ya no debo hacerlo más. Almeida, ese negro bueno y fiel como dice, vive ahora más que nunca en cada cubano, en cada niño, en cada joven que continuará su obra con el mismo amor y con su ejemplo. Es verdad, cualquier lugar es su tierra, y que vivan Fidel, Raúl, Almeida y todos los que son como ellos!». (Mary)

«Hemos perdido un hombre grande, un hombre que vivirá en el corazón de su pueblo, un hombre que con su ejemplo y actuar llenó de páginas gloriosas la historia de su país, que es el mío (Una modestia semejante a su coraje, Luis Hernández Serrano, 13 de septiembre). Siento mucho orgullo de ser cubano y de estar representado por figuras como el Comandante Almeida, que de simple obrero, pobre, negro, pasó a ser pieza clave en la dirección de nuestra Revolución, acompañando a nuestro Comandante en Jefe en los momentos más difíciles, antes y después del triunfo revolucionario de 1959. Su imagen es ejemplo y sus valores quedarán en cada cubano de ayer, hoy y de mañana». (Yoimar David Bárcena Castillo)

«Como todo nuestro pueblo, ayer lloré como un niño al saber de la muerte de Nuestro Almeida. Era, es y será siempre un hombre admirable, no solo por todo lo que hizo por Fidel y la Revolución y su pueblo que tanto amó, sino por ser ejemplo de modestia —esa que debe ser regla y nunca excepción—, de ternura, de sensibilidad sin igual demostrada en su vasta obra artística. Seguiremos su ejemplo, Comandante Almeida: ¡Aquí no se rinde nadie! Eso lo juramos ante sus restos mortales. A la Musicalísima, mi respeto, cariño y admiración (Siempre sentí que Almeida escribía para mí, Aracelys Bedevia, 13 de septiembre). Es de esas artistas que nunca han traicionado y vive con su pueblo y para su pueblo. ¡Gracias, Beatriz! Los cubanos y el mundo te adoramos y admiramos tu obra. Estamos seguros de  que Almeida vivirá siempre en tu preciosa voz». (Luis)

«Me emocionó leer los artículos La plomada de Almeida y El Comandante Juan Almeida (José Alejandro Rodríguez y Enrique Ubieta, 13 de septiembre), después de regresar del monumento a Martí donde fui a rendirle tributo. Conocí a Almeida después de la victoria, pues yo combatí en la capital aunque ya en medio de la lucha se iba convirtiendo en un referente para mí». (Giraldo Mazola)

«Con la desaparición física del Comandante de la Revolución Juan Almeida Bosque, o sencillamente Almeida, (Justo homenaje al Comandante Guerrillero, Amaury del Valle, 13 de septiembre) como todo nuestro pueblo reconoció, pierde Cuba un cubano autóctono en su más plena expresión de sencillez, modestia y “jacarandosidad” típica del cubano, amén de su proverbial fidelidad a Fidel, Raúl, la Revolución y el internacionalismo. La visión que confirma esta apreciación, aunque subjetiva se basa en el entrañable cariño, respeto y ternura de hermano que le profesaron siempre Fidel y Raúl. Coincido totalmente con Fidel en que no debemos pensar que perdimos a Almeida, que está más vivo que nunca en el corazón de Cuba». (Hébert García Tamayo)

«¡Qué hermosas palabras! tan descriptivas de ese amor y admiración hacia Almeida...como salidas de su corazón!... (Cualquier lugar es tu tierra, Jesús Arencibia Lorenzo, 13 de septiembre) Mejores palabras de reconocimiento que estas no hay, solo queda el recuerdo y sobre todo tener presente su obra y el ejemplo, para seguir este camino. ¡Felicitaciones al periodista de este emocionante artículo! ¡Saludos y mi acompañamiento en el dolor, a la distancia... desde Argentina! ¡Un abrazo grande!». (LuLi)

«Nos sumamos al duelo que afecta al tan noble pueblo de Cuba con la partida de uno de los grandes comandantes, dejas esta linda Revolución que junto al Comandante Fidel, Raúl, Camilo Cienfuegos, Che Guevara, y muchos más que hicieron que esta Revolución sea realidad, a la gran familia de cada uno de ustedes amigos(as) y compañeros(as) de Cuba, nos adherimos a este duelo, pero como nuestro compañero Fidel dice “No digamos que Almeida ha muerto! ¡Vive hoy más que nunca!». (Pedro Mella C.)

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.
Multimedia
Videos
Fotografía
Opinión Gráfica

Facebook