Frente al espejo

Gratitud

«¡Gracias, Omara! Pude presenciar tu concierto en Vigo, donde pusiste a bailar a un teatro abarrotado de gallegos y de cubanos, que no éramos pocos. ¿Edades? Todas. Éramos un grupo de jóvenes de la Universidad de Vigo y disfrutamos como el que más. Ahora, desde este nuestro lado del Atlántico, deseamos agradecerte por tu vida y por tu obra (¡Gracias, Omara!, Frank Padrón, 30 de diciembre). Vale el “Adiós, Felicidad”, pero también vale decirle bienvenida. Desearte suerte en el nuevo año es llover sobre mojado. Pero no lo es desearte que sigas siendo como eres, humilde y especial, fiel y agradecida, y joya preciosa de la música cubana». (Danny)

«Excelentes como artistas, magníficos padres de familia y destacados revolucionarios (Yolanda Pujols y Salvador Wood: esposos de larga duración, Luis Hernández Serrano, 30 de diciembre). Por la obra de su vida merecen, más que medallas, el reconocimiento de nuestro pueblo. De hecho, lo tienen desde hace tiempo. De todo corazón les deseo muchas Felicidades por el fin y nuevo año». (Ovidio)

«Estimado José Luis: En nombre del Programa cubano de alfabetización para Sevilla “Yo, sí puedo” queremos felicitarle por el artículo publicado en JR (La Colmenita también pudo, José Luis Estrada Betancourt, 30 de diciembre). Aprovechamos para desearle Feliz Año Nuevo». (Ismael Sánchez Castillo, coordinador «Yo, sí puedo», Sevilla)

«Gracias, Haydée, por el regalo milagroso de tu voz (Haydée Milanés busca las notas reales, Yelanys Hernández Fusté, 28 de diciembre). Escucharte cantar es una especie de sedante —al menos para mí y aclaro que no se trata de un cumplido de ocasión. Por suerte, en tu caso no influyó el nombre y fama de tu papá (entre cuyos admiradores me incluyo). Solo esperemos que los medios de difusión no te releguen a un segundo plano…». (José Luis)

«Se ha ido un maestro a quien solo puedo decir: “Gracias por tu maestría, tus consejos, tu legado (Falleció Freddy Artiles, maestro del teatro para niños, Juan Manuel Montoto, 25 de diciembre). Mi pésame a la familia titiritera cubana, al teatro, a su esposa e hijos. Recordando algo que escribió un día sobre mí puedo decir: “Escribir de títeres lo hace cualquiera, pero enseñar, educar, transmitir, jerarquizar, solo un verdadero maestro de la crítica teatral”. Freddy no ha muerto, estará escribiendo y guiándonos con sus consejos desde el cielo. Paz en su tumba. (Luis Enrique Chacón, titiritero cubano en Ecuador)

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.
Multimedia
Videos
Fotografía
Opinión Gráfica

Viajes a cuba.