Frente al espejo

El ADN del corazón

«Alina: Su artículo me hizo recordar a mi abuela Adolfina, que tampoco era la madre de mi mamá pero la crió a ella y después a mi hermana y a mí (Amparo, Alina Perera Robbio,sección sabatina La Crónica, 25 de junio). ¡Cuánta bondad y cariño brindaba a toda persona que entraba por su puerta, literalmente siempre abierta, sin distinción de raza o procedencia! Por encima de las biológicas, ella siempre fue mi Abuela; y por encima de los verdaderos, yo fui su nieto sin que mediara más ADN que el que solo se encuentra en el corazón. He tratado de cumplir sus últimas palabras cuando, presintiendo el final, solo me dijo: “sé bueno”». (Hermes)

«Los felicito por este artículo y su tema, para mí muy interesante (¡Coreanos a estribor!, Juan Morales Agüero, 26 de junio). Precisamente la obra Coreanos en Cuba, que ustedes mencionan, la adquirí en una visita a Cuba. Me gustó mucho y la he leído ya varias veces. Los autores, Martha Lim Kim y Raúl R. Ruiz, lograron una obra muy ilustrativa y amena sobre el asunto que trata». (Juan, Canarias, España)

«Son verdaderamente estremecedoras las anécdotas de ese gran cubano, a quien la vida dio bastantes años por su gran corazón para los demás (Polo Torres, el que rompe piedras sin zapatos, Osviel Castro Medel,26 de junio). Tuvo gran valentía por todo lo que hizo por su patria». (Alfonso Wong)

«En Cuba a muchos les falta eso de “demostrar que cuando se le pone amor a cuanto se hace, la satisfacción es infinita” (Si no sirvo para servir ¿para qué sirvo?, Ana María Domínguez, 21 de junio). Bravo por este barman». (Alfredo)

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.
Multimedia
Videos
Fotografía
Opinión Gráfica

Facebook