¿Veleidades cotidianas?

«Una necesaria reflexión, Dra. (Los males del alma, Graziella Pogolotti, 15 de noviembre) Muchas de esas cosas se han entronizado en nuestra cotidianidad de forma preocupante. Creo que son veleidades de la conducta humana que siempre están latentes, e incrementan cuando se activan determinados mecanismos socioeconómicos y políticos. Yo, que hice mi escuela primaria y secundaria hasta finales de los 80, recuerdo haber visto señal de muchas de esas mendacidades durante ese período, y que después explotaron y se enseñorearon durante los 90 y hasta hoy. Cierto, todas estas cosas se mantuvieron a raya durante los 80 pues el ethos colectivista de la sociedad cubana de los 80 se imponía. Todo esto sufrió mucho durante la crisis, y permitió que afloraran muchas conductas, individuales y sociales, que, sin embargo, ya estaban desde antes al acecho, solo esperando por el caldo de cultivo correcto». (Andrés)

«Quien escribe esto es una persona que nació y se crió en el campo (Cómo evitar el éxodo joven en el campo, Yahily Hernández Porto, 15 de noviembre) Desde muy pequeño ayudaba a mi padre en las labores, además de recorrer ocho kilómetros diariamente en el viaje de ida y vuelta a la escuela. En mi casa no había luz eléctrica, nos alumbrábamos con un quinqué y un aparato de carburo. Teníamos un radio de pilas. El agua era de un pozo cavado al lado de la casa. Yo recuerdo mi infancia como una etapa feliz. Lo importante era lograr que las vacas dieran leche, que las gallinas pusieran huevos, y que se dieran las cosechas de yuca, maíz, plátanos, malanga, tomates. Todo ello para al final llevarlas directamente a la plaza del mercado, donde nos las compraban a precios modestos, pero sin ningún trámite burocrático, ni controles por el camino, ni prohibiciones». (Pepe)

«Considero que dentro de la estrategia cubana de lucha contra el cáncer bucal (En Red. Estrategia cubana contra el cáncer bucal,Aileen Infante, 8 de noviembre) no debe obviarse la existencia desde 1982 del Programa de Detección de Cáncer Bucal, creado por un grupo de investigadores lidereado por el Profesor Dr. en Ciencias Médicas Julio César Santana Garay. Su principal acción está dada en la atención primaria, por el examen minucioso y ordenado del complejo bucal y que trastornos potencialmente malignos o los que ya son malignos sean detectados en un momento temprano de su desarrollo y que puedan ser tratados con éxito». (Josefa Dolores Miranda)

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.