Reservas on-line contra cazadores de entradas

«Debería establecerse un sistema de ventas por internet y/o en varios puntos de la ciudad (La «función» de los revendedores en el Gran Teatro, José Alejandro Rodríguez, 7 de enero) autorizados y monitorizados por el propio Teatro. Otra posibilidad sería vender las entradas antes de entrar a la función para poder “cazar” a quienes se dedican a revender entradas.

«El día que la gente, aún interesada en disfrutar de funciones del ballet o de cualquier otro tipo, deje de comprarle las entradas a estos individuos y quien se vea afectado sea el propio revendedor que habrá de quedarse sin su suculenta ganancia, de seguro dejarán de operar ...».

«En el momento de redactar este comentario ya el Teatro Nacional de Cuba presenta la opción de reservas on-line para todos sus espectáculos en cartelera a través del sitio: www.teatronacional.cu. Igualmente el Circo Nacional de Cuba anuncia que sus palcos pueden ser reservados cada semana desde el sitio web: www.circonacionaldecuba.cu

«Está en fase de preparación el sitio web del Gran Teatro de La Habana Alicia Alonso. Ajustaremos bien esta nueva maquinaria de las reservas y compras por internet de manera tal que el pueblo trabajador no tenga que exponerse a estos hechos tan deplorables. El actual sistema de reservaciones en el Teatro Nacional de Cuba filtra todos los datos de las personas que reservan y para hacer efectivo el pago en las taquillas es preciso mostrar identificación y código. Este sistema está diseñado también para evitar las ventas ilícitas y maniatar a los revendores que a costa del sacrificio del pueblo trabajador especulan de estas maneras». (Teatro Nacional de Cuba/ Webmaster)

«El lenguaje es el instrumento por excelencia para la comunicación interpersonal (El engaño de las palabras, Graziella Pogolotti, 10 de enero). El progreso de la sociedad universal hubiera sido imposible sin esta herramienta comunicativa. La sabiduría plasmada desde la antigüedad en soportes de escritura: tablillas de arcilla, ostraca, placas de hueso, tablas de madera, papiros, tablillas enceradas, planchas de plomo, pieles curtidas etc. y posteriormente impresa en libros, folletos, revistas, periódicos…es vital para la transmisión de la cultura acumulada durante milenios. Los educadores, la familia, los medios de comunicación masiva han de configurar un blasón en la ideología cubana para que no penetre la seudocultura en la conciencia de nuestra población». (Martivarela)

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.