La quinta pata de la mesa

Es algo necesario e imprescindible, la población flotante y la lugareña lo necesita (Con deseos y en apuros, 29 de mayo, Aileen Infante, Dorelys Canivel, Nelson García y Héctor Carballo). Este trabajo no puede ser menos apreciado que el de sepulturero u otros que son atendidos por Comunales; lo que sucede es el poco interés que este organismo le ha prestado. También resulta la quinta pata de la mesa en los centros de trabajo. (...) Nos acostumbramos a la chapucería, la fealdad, y tropezamos con ella tantas veces que terminamos por acostumbrarnos. Si no es así, vean las fachadas, el mobiliario, los trastos antihigiénicos, las puertas rotas, baños clausurados, etc., etc... (Nébuc)

Es cierto que las ciudades necesitan tener baños públicos donde el transeúnte pueda hacer una necesidad en un lugar limpio y decente; en el caso de las terminales de ómnibus considero que es la administración la que tiene que garantizar estos locales con excelentes servicios, más si sabemos el precio del transporte en Cuba. Conozco países en que los baños públicos de las carreteras y autopistas están mejor es que los de muchos hoteles y estos están cada cierta distancia, cuentan con papel higiénico, jabón o gel y agua permanente, con un buen alumbrado interior y exterior, eso lo logran con seriedad y respeto. (Andrés R.)

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.
Multimedia
Videos
Fotografía
Opinión Gráfica

Opinión Gráfica