Los que soñamos por la oreja

Digno heredero de Carlos Emilio Morales

Musicalmente febrero ha comenzado con el III Encuentro de Guitarra Identidades 2016. El evento, formidable iniciativa del compositor e intérprete Eduardo Martínez, está dedicado en la presente ocasión al centenario del natalicio de Isaac Nicola y a la memoria de Carlos Emilio Morales. Creo que uno de los logros que ha tipificado al encuentro desde su aparición es el sentido ecuménico que le caracteriza y que hace que en el mismo se presenten tanto ejecutantes del ámbito académico como del popular.

A tono con dicho principio, el viernes 5 (7:00 p.m.), en la sala teatro del Museo Nacional de Bellas Artes habrá un concierto para rendir tributo a quien fuese uno de nuestros principales guitarristas eléctricos, el siempre recordado Carlos Emilio Morales, alguien que murió sin habernos dejado un disco en el que fuese figura protagónica. En la función actuarán Jorge Luis Valdés «Chicoy», Emilio Martiní, José Bustillo y Héctor Quintana, cultores del primer gran lenguaje sonoro del pasado siglo, el jazz.

Confieso que no dejo de sorprenderme a cada rato ante el descubrimiento de un nuevo fonograma de altísimo nivel dentro del panorama de la presente producción jazzística cubana. Creo que en virtud de lo alcanzado en años recientes y del prestigio de nuestra gente a escala internacional en este lenguaje sonoro, no sería nada descabellado valorar la creación en Cuba de una empresa discográfica, dedicada íntegramente al ámbito del jazz.

Ideas así vienen a mi cabeza cuando escucho materiales como Dactilar, ópera prima del joven pero supertalentoso guitarrista Héctor Manuel Quintana Ferreiro, quien actuará en el homenaje al desaparecido Carlos Emilio. Yo tenía algunas referencias sobre el quehacer de Quintana y había estado en una que otra presentación suya como parte de diferentes formaciones locales, pero no fue hasta hace pocas semanas que pude contar con su álbum, editado por el sello Colibrí, como resultado de que él fuese galardonado en 2011 con el primer premio de interpretación del concurso Jojazz.

Dactilar es un CD armado por 11 temas que se mueven en el universo de los parámetros estilísticos del jazz contemporáneo. Lo sobresaliente es que, al margen de lo anterior, el disco también consigue sonar muy cubano, lo cual representa un gran mérito para Héctor Quintana, pues eso es algo que no se ha logrado con demasía entre los guitarristas de jazz surgidos en nuestro país.

Otro rasgo que destaca en el modo de tocar de Quintana Ferreiro es su capacidad imaginativa para diseñar solos con líneas melódicas harto interesantes y en los que, aunque utilice distintos efectos electrónicos, siempre se proyecta de forma mesurada en los niveles de distorsión y con sumo respeto por la armonía en que transcurra el tema en cuestión.

El fonograma abre con la pieza que da nombre a la grabación, es decir, Dactilar, corte donde además del protagonismo de la guitarra de Héctor Manuel, se destaca el trabajo de Jorgito Aragón desde los teclados. En la apertura del CD, el soporte rítmico viene de la baterista Yissi García y del bajista Aniel Someillán, quienes unidos a Aragón conforman la base de la agrupación de respaldo de Quintana Ferreiro en su debut fonográfico, en el que también intervienen otros músicos como el pianista Alejandro Falcón, los bajistas Carlos Ríos y Yandy Martínez, los saxofonistas Emir Santa Cruz y David Suárez, el trombonista Juan Carlos Marín, Leandro Fonseca a la batería, el percusionista Edgar González, Jessica Rodríguez, Luna Manzanares y Maykel Ante en las voces, el cuarteto de cuerdas Frasis, y como invitados especiales el guitarrista Jorge Luis Valdés «Chicoy» y Julito Padrón en la trompeta.

Entre los temas que más captan mi atención en esta producción, mencionaría en primer lugar la impresionante versión que se hace de esa popular obra de la guitarra acústica clásica que es La catedral y que aquí la escuchamos en un arreglo que no tiene desperdicio.

Además quiero resaltar Sir Quintana, con excelentes solos del instrumento de las seis cuerdas, las preciosas 9 de junio y Mine y John, así como Song for Herbie, delicioso tema en formato de cuarteto (muy bien por Aragón en el piano y por Leandro Fonseca a la batería) y donde la guitarra de Héctor Manuel, con un impecable fraseo, da una disertación de improvisación dentro de los códigos tradicionales del jazz.

Con producción musical a cargo de Joaquín Betancourt, grabación por Orestes Águila y Laura Novoa, mezcla por el ya mencionado Águila y masterización por Víctor Cicard, Dactilar, el primer disco del guitarrista Héctor Manuel Quintana Ferreiro, es una propuesta que los amantes del jazz en Cuba no deberían obviar. Se los aseguro.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.
Multimedia
Videos
Fotografía
Opinión Gráfica