El Duende

La tecla del duende

Clases de ballet

Una joven había tomado clases de ballet durante toda su infancia y enfrentaba el momento en que debía entregarse a la disciplina para convertir su afición en profesión.

Deseaba llegar a ser la Primera Bailarina y quería comprobar si poseía las dotes necesarias. Cuando arribó a su ciudad una gran compañía de ballet, fue a los camerinos luego de una función y habló con el director. «Quisiera llegar a ser una gran bailarina —le dijo—, pero no sé si tengo el talento que hace falta». «Dame una demostración», pidió el maestro.

Transcurridos apenas cinco minutos, la interrumpió moviendo la cabeza en señal de desaprobación. «No, no tiene usted condiciones». La joven llegó a su casa con el corazón desgarrado. Arrojó las zapatillas de baile en un armario y no volvió a calzarlas nunca más. Se casó, tuvo hijos y cuando se hicieron un poco mayores, tomó un empleo de cajera en un supermercado.

Años después asistió a una función de ballet y a la salida se topó con el viejo director que ya era octogenario. Le recordó la charla que habían tenido años antes, le mostró fotografías de sus hijos y le comentó de su trabajo en el supermercado. Luego agregó: «Hay algo que nunca he terminado de entender: ¿cómo pudo usted saber tan rápido que yo no tenía condiciones para ser bailarina?».

«Ahhh, apenas la miré cuando Ud. bailó delante de mí, le dije lo que siempre digo a todas», contestó el profesor.

«¡Pero eso es imperdonable!», exclamó ella. «Usted arruinó mi vida. ¡Pude haber llegado a ser Primera Bailarina!».

«No lo creo —repuso el veterano maestro. Si hubieras tenido las cualidades necesarias, y una verdadera vocación para bailar, no habrías prestado ninguna atención a lo que yo dije». (Enviado por Pablo Fontirroche Escobar)

Las teclas «a full»

Se expanden las Tertulias de ocurrentes. Hoy, en el Instituto Preuniversitario Vocacional en Ciencias Pedagógicas Rafael Cruz Pérez, del municipio de Calixto García, en Holguín, muchachos de onceno grado junto a dos profesores atrevidos, pretenden asesinar al tedio. Mañana, según informa un corresponsal Javiernético, se cocinará en la Universidad de La Habana la pócima «FULLteclero». También en el capitalino barrio La Timba, la entrañable Nancy anda tejiendo una cita de duendes para este sábado. «Creced y multiplicaos», nos sonríe el Genio de la Ocurrencia.

Graffiti

Yordán: En mis noches no existe ni el universo. Existe un lucero que alumbra mi vida: tú... Yamileysi

MaykerR: Ya no basta la Tesis... voy camino a la Maestría. Je t’aime. Eilen

Mi Graffitero: Como dice Varela, solo pienso en ser tu Graffiti de Amor. Tu Friki

Yulieth: Aún no te he conocido personalmente y todo lo que hago es pensar en ti. Javi

Oni y Ode: Mientras el mundo sean sus ojos, estaré sujetando sus deseos... Papito

AMLA: Si el amor es ciego, tendré que comprarme un bastón. Tu Peter Pan sin Wendy

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.