Juventud Rebelde

La tecla del duende

Experiencia

El texto que sigue fue escrito —según se ha dicho— por uno de los aspirantes en una selección de personal que hizo la empresa Volkswagen. Irisvalis tuvo la ocurrencia de enviarlo.

Ya hice cosquillas a mi hermana solo para que dejara de llorar; ya me quemé jugando con una vela; ya hice un globo con el chicle y se me pegó en la cara; ya hablé con el espejo y jugué a ser brujo. Ya quise ser astronauta, violinista, mago, cazador y trapecista; ya me escondí detrás de la cortina y dejé olvidados los pies afuera; ya estuve bajo la ducha hasta hacerme pis; ya robé un beso, confundí los sentimientos y tomé un camino errado.

Ya raspé el fondo de la olla donde se cocina la crema; ya me corté al afeitarme muy apurado y lloré al escuchar una canción en el ómnibus; ya traté de olvidar a algunas personas y descubrí que son las más difíciles de olvidar; ya subí a escondidas a la azotea para agarrar estrellas; ya escalé un árbol para robar frutas y me caí por una escalera.

Ya hice juramentos eternos; escribí en el muro de la escuela y lloré sentado solo en el piso del baño por algo que me pasaba; ya huí de mi casa para siempre y volví al instante; ya corrí para no dejar a alguien llorando; ya quedé solo en medio de mil personas sintiendo la falta de una sola.

Ya vi ponerse el sol y cambiar al rosado y al anaranjado; (...) ya tomé whisky hasta sentir mis labios dormidos; ya miré la ciudad desde arriba y ni aun así encontré mi lugar.

(...) Ya aposté a correr descalzo por la calle, grité de felicidad, me enamoré; ya creí que era para siempre, pero era un «para siempre» por la mitad; ya me acosté en el pasto hasta la madrugada y vi cambiar la luna por el sol; ya lloré por ver amigos partir y luego descubrí que llegaron otros nuevos, y que la vida es un ir y venir permanente.

Fueron tantas cosas que hice; tantos momentos fotográficos por la lente de la emoción... Y ahora un formulario me pregunta, me grita desde el papel: ¿Cuál es su experiencia?

Graffiti

Reik: Para ser completamente feliz solo necesito que me mires, me hables y me abraces. Lia

Luna TN: Tu luz ha llegado, con el aire, con los sueños. Osito

Danny: Puedes vivir convencido, con plena seguridad... que si presente te quiero, ausente te quiero más. Yamilka

Cumpleaños en «Ucilandia»

Esta noche, a la hora en que el viejo cañón de La Habana le dispara a la nostalgia, en la Universidad de Ciencias Informáticas un grupo de estudiantes, trovadores, y periodistas de JR y El Caimán Barbudo festejará el segundo aniversario de la tertulia ocurrente. En tamaño complot, algunos piensan hallar La cuadratura del círculo mientras otros escuchan La Voz del Diablo Ilustrado. Para sorprenderlos con las manos en la tecla, solo hay que llegarse al Centro Cultural de la ciudad electrónica.

Tecl@do

•A Yudilaimi Santiesteban (yudi@guai.cmw.onat.gov.cu), le gusta mandar mensajes a todas partes.

•Nayami Anet (mnv@caonao.cu), informática de Nuevitas, en Camagüey, es amante confesa de la poesía.

•A Lianne (lianne@tsociales.co.cu), quienes le escriban pueden llamarla Lía.

Semilla

Si no esperas lo inesperado no lo reconocerás cuando llegue. Heráclito de Efeso

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.