Juventud Rebelde

La tecla del duende

Reencuentro

Son noticia en periódicos ingleses e hispanos. El británico Steve Smith y la española Carmen Ruiz Pérez se reencontraron para casarse luego de 16 años de distancia. Una carta, perdida tras una chimenea, encendió de nuevo el amor.

Se conocieron en el año 1992, cuando ambos tenían 25, y ella pasaba una temporada en Devon (en el suroeste de Inglaterra), para estudiar inglés. Vivieron un intenso romance y todo pareció terminar cuando Carmen se mudó a París, para trabajar en una tienda. El tiempo y la lejanía sepultaron poco a poco sus contactos.

Seis años después, y con la esperanza de reactivar la relación, Steve envió a Carmen una carta a la dirección postal de su madre, en España. La madre, al recibirla, la colocó en la repisa de la chimenea, de donde cayó, y quedó oculta en la parte trasera. Estuvo allí diez años, hasta que la familia la descubrió mientras realizaba reparaciones.

La misiva decía: «Espero que estés bien. Te escribo solo para preguntarte si te has casado y si alguna vez todavía piensas en mí. Sería estupendo saber de ti, por favor, ponte en contacto si puedes».

Cuando llegó finalmente a manos de Carmen, que seguía soltera a los 42 años de edad, esta llamó al teléfono que Smith había escrito, aunque el nerviosismo la acosaba. «Estuve a punto de no llamarle. Agarraba el teléfono y volvía a colgar. Pero sabía que tenía que hacer esa llamada», contó a los medios. Unos días después, se volvieron a reunir en París y descubrieron que seguían queriéndose.

«Fue como en una película, relata Steve. Corrimos por el aeropuerto hasta abrazarnos. Nos volvimos a ver y nos volvimos a enamorar por completo. A los 30 segundos ya nos estábamos besando». El pasado 17, en Brixham, el mismo condado inglés en el que se conocieron 17 años antes, se celebró la boda.

Últimas coordinaciones para el viaje

Se coordinan detalles para la Expedición Teclera, que debe comenzar en los primeros días de agosto. El martes 27 vence el plazo para que los ganadores coordinen con nuestro Departamento de Atención a Lectores y las tertulias envíen los datos de su representante. Y el próximo jueves precisamos día y hora de recogida.

Encuentros ocurrentes

Teclearon los matanceros. Su última cita llegó al Castillo de San Severino, Museo Nacional de la Ruta del Esclavo. La directora, Isabel Hernández, hizo derroche de afabilidad.

También en Granma los duendes tuvieron su cita de julio. Crece la complicidad de amigos en la tierra de Carlos Manuel.

Y este sábado, a las 2:00 p.m., en la Biblioteca Roberto Rivas Fraga, los tecleros de Ciego de Ávila dedicarán su peña a la risa y los 20.

Pedrito

Estas líneas quieren hacer un silencio hondo. Guaracabulla —la capital de la Tecla— despidió hace unos días a uno de sus símbolos: el pintor Pedro Osés. Unos minutos antes del tercer encuentro nacional de los tecleros, lo vimos. Sonrió con el poco aire que le quedaba y habló de ideas que había amasado en jornadas de reposo. En los colores de aquel paisaje, que fotografió como nadie con su pincel, seguirá latiendo Pedrito. Amigo.

Semilla

Poned atención: un corazón solitario no es un corazón. Antonio Machado

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.