La tecla del duende

Nueva lid

Helmis Michel, un viejo amigo joven de esta columna, llegó hace unos días a nuestro buzón con palabras que vale la pena compartir:

«…Aunque hace tiempo no asisto a las reuniones de la cofradía teclera, no dejo de buscar jueves tras jueves las chispas de todos nuestros ingenios. Coincidentemente, los jueves mi futuro hijo Camilo Ernesto, que ahora se forma en el vientre de mi mujer, cumple semanas de engendrado; y las celebramos leyendo la Tecla… Añoro los concursos, gasolina del intelecto para mí. Nos vemos pronto…».

El Genio tenía razón: son muchos los hilos mágicos que nos conectan. Hace semanas la idea de una nueva lid de ocurrencias nos rondaba. Y ahora este encuentro electrónico con el amigo matancero de quien hacía rato no sabía, acaba de dar el pie forzado.

¿Por qué no escribimos sobre los encuentros, sobre esos dulces choques —planificados o sorpresivos—que como por arte de magia nos cambiaron un momento de tristeza, un día gris o hasta la vida? Las bases podrían ser las siguientes:

* Que cada lector escriba, en no más de una cuartilla, en prosa o verso, el relato de su encuentro inolvidable.

* Los trabajos, cuyo plazo de admisión vence el 17 de diciembre, podrán entregarse personalmente en el Centro de Información de JR, enviarse a la dirección postal del diario o al correo electrónico: encuentroinolvidable@juventudrebelde.cu. Una selección de los mejores textos saldrá publicada en el periódico.

Y como estas citas que nos pacta el destino o salimos a conquistar son instantes irrepetibles, maravillosos, fotográficos, hemos hablado con el maestro de la fotografía cubana Liborio Noval, para que premie a los ganadores con imágenes memorables suyas, autografiadas para la ocasión…

Los encuentros

A veces va una por la calle, triste/ pidiendo que el canario no se muera/ y apenas se da cuenta de que existe/ un semáforo, el pan, la primavera.

A veces va una por la calle sola,/ —ay, no queriendo averiguar si espera—/ y el ruido de algún rostro que se inmola/ nos pone a sollozar de otra manera.

A veces por la calle, entretenida,/ va una sin permiso de la vida,/ con un hambre de todo casi fiera.

A veces va una así, desamparada,/ como pudiendo enamorar la nada/ y el milagro aparece en una acera. (Carilda Oliver Labra)

Tertulias

Este sábado, a las 10:00 a.m., los ocurrentes capitalinos tendrán su cita en el Museo de la Revolución. La juventud de mi Rebelde, ese será el tema. A las 3:00 de la tarde de ese día, en el camagüeyano Santa Cruz del Sur, se efectuará la segunda peña teclera en la biblioteca municipal. Y los tecleros de la Atenas de Cuba se harán sentir el domingo, a las 9:45 de la mañana, en el Museo Palacio de Junco. Matanzas, la ciudad que amo: he ahí el motivo.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.
Multimedia
Videos
Fotografía
Opinión Gráfica

Proceso electoral cubano.