La tecla del duende

Estar y querer

«No hay fiesta más hermosa que estar vivo y querer», le confesaba en una carta a Haydée Santamaría, un gran escritor de Latinoamérica. No hay prodigio mayor que andar entre la gente amando, viviendo.

En eso pensamos algunos de los que hacemos JR cuando el fin de semana último vistamos las tertulias de Holguín y Las Tunas, donde la bondad y el ingenio convierten unas horas de palabras, en fotogramas perdurables de dicha.

Que lo digan si no, en la Ciudad de los Parques, los veteranos Nildo, Ariel y Jesús, el trío Proyecto D (o Disímiles, como me aclara el último). Con ellos recorrimos, cual bailadores montunos, aquel «camino atasca’o».

Que alguien vaya y escuche, porque es cosa bella, el Regresaré de Antonio Guerrero, musicalizado por Polo Montañés, en voz de cinco holguineritos que traían la humildad y el timbre limpio de la gente honda.

Hay que echarse en el bolsillo del alma las pinceladas históricas de Clemente; la divertida narración de la museóloga que antes fue bióloga marina; la voz de remanso de Vilma; las humoradas de Cañón; el romance de Jenny Elis y Raúl, que venció cientos de kilómetros y la hizo a ella cambiar de «militancia teclera» para el oriente cubano; el primor de Cary, poniendo picardía y cariño en todo cuanto toca.

Y si les contamos de la tierra del Cucalambé, donde a ritmo de tango inició una peña que lo mismo bailaba con aires españoles que rifaba una cesta de frutas al más «retrasado» del grupo.

«Son tan pocas las estrellas», nos dijeron los muchachos del Proyecto Rioja, que a golpe de flamenco, fusión y bellas letras nos las pusieron delante. Hacen falta tantos hombros en la vida, que una sabia profesora regaló la conciencia de estos montículos de amistad sobre los que nos levantamos.

Es verdad, Raiza, ningún presente podría serte más lindo que aquella sábana que te colgaron tus hijas en el balcón de su escuela para calificarte como «La mejor mamá del mundo». Aunque después te tocó a ti lavar la tela.

«¿Dónde tú irás?», Orlando Contreras, que encuentres otro intérprete de tus canciones más peculiar que este joven añoso, llamado Bejerano. ¿Y el mendó de Nieves? Es mucho: suelta lo mismo una máxima imperecedera que un hilarante disparate; y después nos dice, sonriente, que «así son los programas en vivo». Y es verdad, el programa de estas dos tertulias estuvo, todo el tiempo, en vivo.

Segunda cita

Quisiera enmendar los comienzos/ de todas las brumas./ Quisiera empezar cada lienzo/ con mejor fortuna.// Quisiera pegarme unas alas/ y en una cornisa/ soplar una dulce balada/ que esparza la brisa.

Quisiera viajar al pasado/ de cierta muchacha/ que andaba de noche El Vedado,/ liviana y borracha.// Quisiera posarme en su vida/ para convencerla,/ para que con menos heridas/ hoy pudiera verla.

El dolor que no curen los ángeles/ ojalá que no pueda volver./ La canción que no canten los ángeles/ solo el viento la puede saber.

Quisiera ir al punto naciente/ de aquella ofensiva/ que hundió con un cuño impotente/ tanta iniciativa.// Quisiera ir allí con las cruces/ del tiempo perdido/ y hacer un camino de luces,/ sin odio ni olvido.

Quisiera dar vuelta a la rueda/ que para en lo mismo:/ un simple mortal que se juega/ abismo y abismo.// Y, antes de darle al perchero/ mis alas de atrezo,/ quisiera dejar como fuero/ certeza y progreso.

El dolor que no curen los ángeles/ ojalá que no pueda volver./ La canción que no canten los ángeles/ sólo el viento la puede saber. (Silvio Rodríguez)

Graffiti

Juana: Qué manera de endeudarnos con tu sazón y tu afecto. A voluntad y sonrisa armas un mundo. Gracias. Periodistas de JR

Tati: Espera para amarnos en la alfombra y así poder volar juntos. Hoy te quiero un poquito más y te extraño mucho. Tata

Osmany: No me preguntes por qué te amo, tendría que explicarte por qué vivo. Yanetsy

Concurso Planeta: quedan cinco días

Cinco días. Ese es el tiempo que resta para el cierre de nuestra competencia teclera. Hasta ahora, decenas de ocurrentes textos han versado sobre las dos interrogantes de la lid: ¿Cómo te imaginas el planeta que le dejarías a un hijo o hermano? y ¿qué harías para mejorarlo?

Quienes aún deseen participar recuerden que su trabajo no debe exceder la cuartilla y puede entregarse personalmente en JR o enviarse al buzón concursoplaneta@juventudrebelde.cu. Los más originales y profundos ganarán un viaje a sitios de interés natural del país.

Fotos Relacionadas:

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.
Multimedia
Videos
Fotografía
Opinión Gráfica

Trump shut up.