El Duende

La tecla del duende

Amorosos ganadores

No cesa de conmover. En ráfagas tormentosas o caricias susurrantes este ángel diablillo, poeta experimentado y niño preguntón siempre nos está tocando, haciendo y diciendo el paso humano como la huella previa a todo lo que brilla. El jurado del concurso Eternidad del Amor, integrado por las parejas amantes de Flor Aida y Luis; Iraida y Roger, y Teresita y Luis Ángel se deleitó en la lectura y evaluación de los cariñosos ingenios. Hubo de todo como en teclita... Pero, como dicta el rigor, se impuso la selección. Aquí van los galardonados...

Alfredo Mengana Gómez (Camagüey), Mariano Maestre Mora (Granma), Randolfo García Morales (Cienfuegos), Lianne Beatriz López Doimeadiós (Holguín), Cynthia Ramírez Hidalgo (Ciego de Ávila), Miriam Triana Bravo (Pinar del Río), Dayami de Armas Casanova y Yoanky Díaz Jiménez (Villa Clara), Betty Lezcano Roque, Lisbet Alemán Murga, Bárbara Martínez, Fernando Martínez Martí y Ana Beatriz Larramendi (La Habana) y Omar Rosa González (no precisó su provincia).

El concurso cerró en el mes de la pareja: febrero, la premiación será en el de las madres: mayo, específicamente el sábado 11; así cerramos el ciclo de los abrazos. Los premiados deben ponerse en contacto cuanto antes con nuestro Departamento de Atención a Lectores. (Tel: 882 0155 ext. 232)

Y aunque habrá una página especial con textos de los premiados, no me resisto a adelantarles algo. Aquí va el más breve de los envíos seleccionados. Juzguen ustedes al jurado...

Encuentro

Se vieron de lejos, ella se detuvo, sonrió gozosa, él caminó más de prisa, algo desordenado, como queriendo acortar la distancia; se sentían solos en medio de la muchedumbre, quién más podía interesar, se dieron un beso en plena calle, a las 11 del día. Caminaron de la mano como si la suma de sus más de cien años no pesara, y los tantos de matrimonio fueran 20 días y los nietos no existieran.

—¿Le ocurre algo, señor?

—Estoy mareado. ¿Viste una mujer a mi lado?

—No, mi viejo.

Entonces se agachó el anciano, se sentó en la acera y lloró como un niño. (Omar Rosa González)

Un objeto de abuelos

Los abuelos tienen la virtud de ilustrar la memoria con sus dulces reliquias. Aquel atesora una pelota; ella, una peineta; la pareja de más allá, el álbum y la cajita de polvo... La tertulia habanera se reunirá este sábado, a las 2:00 p.m., en la Facultad de Comunicación (G e/ 21 y 23, Vedado). Tema: un objeto y una historia de abuelos.

Semilla

Si quieres ser viejo mucho tiempo, hazte viejo pronto. Cicerón

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.