El Duende

La tecla del duende

Tremendamente vivo

Una Segunda cita, al contrario de lo que dice el refrán, sí suele ser buena. Al menos cuando logra provocar tanto el pensamiento como en el blog de Silvio Rodríguez, que así se llama. Aquí les dejo dos de los regalos que ofrece el trovador.

El viejo árabe y su hijo. Un viejo árabe vivía en Idaho, Estados Unidos, desde hacía 40 años... Quería plantar patatas en su jardín, pero arar la tierra ya era un trabajo muy pesado para él. Su único hijo, Ahmed, estaba estudiando en Francia. Entonces el anciano decide mandarle un correo electrónico, explicándole el problema:

—Querido Ahmed: Me siento mal porque no voy a poder plantar mis patatas este año. Estoy muy viejo para arar la parcela. Si tú estuvieras aquí, sé que removerías la tierra por mí. Que Alá esté contigo. Te quiere, tu Papá.

Al día siguiente recibe un correo electrónico de su hijo:

—Querido Papá: Por todo lo que más quieras, no revuelvas la tierra del jardín. Ahí es donde tengo escondido aquello. Te quiere, Ahmed.

A eso de las cuatro de la madrugada, aparecen la Policía local, agentes del FBI, de la CIA y representantes del Pentágono que dan vuelta a toda la tierra del jardín, buscando materiales para construir bombas, Antrax o lo que fuera... Pero no encuentran nada y se retiran. Esa misma mañana el viejo árabe recibió otro correo electrónico de su hijo:

—Querido Papá: seguramente la tierra del jardín ya está lista y podrás plantar las patatas. Es lo mejor que pude hacer desde aquí. Te quiere, tu hijo Ahmed.

Al final de la segunda luna. Esta va a ser mi canción más sencilla,/ que no hablará de nada y hablará de todo./ No es necesario mencionar la vida/ para que se sienta su presencia en los ojos.// Al final de la segunda luna/ empecé a no hacer nada con las manos,/ solo por un momento, y entonces tuve ganas/ de hablar al ancho justo de la palabra humana.// Como si no tuviera ningún nombre/ y no existiera historia de los hombres,/ más allá del atávico pasado,/ del presente y futuro deseado./ Sin ningún compromiso con el mundo.// Como si todo fuese este segundo,/ cual si todo naciera de mis labios,/ cual si todo muriera de mis labios.// Hay otra dimensión desconocida,/ más fuerte que la muerte y que la vida,/ más sustancial que el mundo y su belleza,/ que nace y muere siempre donde empieza.// Estar como se está, como se siente,/ es más claro y más negro que decirlo,/ que tratar de explicarlo —por eso ya no sigo./ Solo quise decir que es tremendo estar vivo.

Encuentro habana y cumple tunero

Este sábado, 2:00 p.m., tertulia capitalina. Lugar: Facultad de Comunicación (G, e/ 21 y 23, Vedado). Tema: Las sorpresas.// Los tuneros siguen organizando su cumple. Será el próximo fin de semana. Interesados: contactar a Nieves.

Grafiti

Os. Para salvar un corazón herido, la constancia es mejor que esperar un milagro. Lin

Betsy: ¿Qué puede hacer la distancia si tus ojos van conmigo? YO

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.