La tecla del duende

Pequeña agenda

José Antonio Fulgueiras integra, por carisma y bonhomía indiscutibles, la novena periodística a la que ya quisiéramos pertenecer en la larga serie beisbolera de la vida. En sus años de reportero y cronista en tierra villaclareña ha surcado no sé cuántas aventuras. Y lo mejor de todo: después las narra con la más natural de las sonrisas. Una de esas estampas, contenidas en el libro Periodista de provincia (Ed. Capiro, 2012) es la que comparto en las líneas que siguen...

...En mi primera actividad de importancia, un chequeo provincial de Educación con sede en el cabaré Nocturnal, de Sagua la Grande, muy socorrido para este tipo de actividades, recordé el consejo del connotado periodista Aldo Isidrón del Valle, un símbolo estético reporteril en el vestuario: «Debes presentarte lo más elegante posible en cualquier actividad». Entonces le eché mano a una camisa blanca de mangas largas, traída de Bulgaria por Quino, mi cuñado, la que combiné con un pantalón azul de Prusia de mi etapa de marinero.

Apelé, asimismo, a una agenda pequeñita, porque le había oído a la destacada periodista Marta Rojas que un buen reportero debe usar un talón bien pequeño y anotar solo las palabras esenciales.

Lo que no tomé en cuenta fue que la compañera Estrella (...) encargada del resumen del acto, hablaba como una metralleta puesta en ráfaga, y me fue imposible copiar hasta las llamadas palabras esenciales.

Al terminar la actividad, ya con música de fondo, obligado a precisar algunos datos, me fui hasta donde estaba Estrella, quien ya había ocupado una de las mesas del cabaré destinada para la presidencia. Alcé mi pequeño bloc, puse el bolígrafo en ristre, y cuando iba a abordar, me cortó con estas palabras:

—Por favor, cantinero, si no le es mucha molestia, me trae dos aguas minerales y un refresco para la niña.

Peña tunera

Este domingo, a las 2:00 p.m., las dos tertulias de Las Tunas se unirán en el Centro Huellas para despedir el 2013.

Grafiti

Jesús Manuel RA: Aún te espero sentada en el andén. N. Penélope

Sandra: Yo enciendo con besos el mar de tus labios. Tu Príncipe

Leidy: Si mi cariño causa en ti felicidad, te lo regalo; si causa molestias, pues ¿qué crees? Te lo quedas y no acepto protestas. Yosdel David

Semilla

Cuando pasen los años, cuando pasen/ los años y el aire haya cavado un foso/ entre tu alma y la mía; cuando pasen los años/ y yo solo sea un hombre que amó, un ser que se detuvo un instante frente a tus labios,/ un pobre hombre cansado de andar por los jardines,/ ¿dónde estarás tú? ¡Dónde/ estarás, oh, hija de mis besos! Nicanor Parra (Enviado por Arminda)

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.
Multimedia
Videos
Fotografía
Opinión Gráfica

Opinión Gráfica