La tecla del duende

Miyazaki

Su nombre le ha dado la vuelta al mundo, incluso más rápido que él mismo, que es el supersónico de los centenarios del orbe. Ciento cinco años tienen las piernas del japonés Hidekichi Miyazaki, y lo han impulsado hasta detener los cronos en 42,22 segundos para el hectómetro.

Antes, este simpático veterano que sueña competir con el jamaicano Usain Bolt, y hasta se ha ganado el apodo de «Golden Bolt», había establecido la marca mundial en la categoría de cien a 105 años; pero hace tan solo unas horas acaba de repetir la hazaña, ahora en el rango de 105 a 109.

Entrevistado y referido por muchos medios de prensa, Miyazaki ha comentado cuidar en extremo su alimentación y el correcto masticado de la comida, disfrutar al máximo la mermelada de mandarina que le prepara su hija (de 74 años) y aprovechar una breve siesta antes de las competencias. Ahí, ha bromeado, se halla su secreto; aunque a juzgar por la sonrisa pícara del pequeño anciano, el don radica más bien en una incombustible alegría de vivir.

Con una estatura de apenas 1,53 metros y 42 kilos de peso, el longevo atleta parece no estar satisfecho nunca consigo mismo, y siempre se refiere a que pudo haber rebajado segundos en la carrera. Su principal falla en la lid es que sale muy atrasado pues no escucha bien el disparo de inicio.

Nacido en 1910, cuatro años antes de que iniciara la Primera Guerra Mundial, el relámpago japonés comenzó en el atletismo siendo nonagenario; y suele vestir de rojo, su color preferido, mientras intenta ganarle al tiempo sus apuestas. En la de este 23 de septiembre, sus biznietos lo esperaban con flores al final de la pista.

¿Cuánto más correrá el imbatible Hidekichi? Si ya implantó un récord para mayores de cien años (29,93 s) y acaba de encajar otro para los que pasan de 105, ¿podrá esperarse uno para los mayores de 110? ¿Llegará a competir alguna vez contra el astro jamaicano que ha ganado el Olimpo de la velocidad? Y Bolt, ¿llegará a correr si pasa de cien años, con la energía tremenda de Miyazaki?

En cualquier caso, la buena (y rápida) onda de este viejito de bolsillo, en un mundo de tantos agobios y rutinas, bien vale una medalla, además de la de los Guinnes. Esa, que el afecto y la admiración de millones, haga brillar con la estatura inmensa de que es capaz el ser humano.

Grafiti

PACA: Te dejo viajar porque hay mucho calor, en invierno reservo para mí todas las noches. Jorge91

MAYITA Ejecutiva: Estás como tu empresa: en línea directa con mi corazón. OVi

Bebé: La vida es mía, pero el corazón es tuyo… La sonrisa es mía, pero el motivo eres TÚ, Feliz Aniversario. Nene

Semilla

Vivir no es solo existir,/ sino existir y crear,/ saber gozar y sufrir/ y no dormir sin soñar... Gregorio Marañón

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.
Multimedia
Videos
Fotografía
Opinión Gráfica