El pueblo cubano resiste y está alerta

Los Comité de Defensa de la Revolución (CDR) declaran oficialmente su condena a la actual ampliación del Plan Bush

Autor:

Juventud Rebelde

Los ocho millones y medio de cederistas condenamos el plan de Bush que da continuidad y agudiza la hostilidad del gobierno de EE.UU. contra Cuba y su injerencia en asuntos de la soberanía nacional de los cubanos.

La actual ampliación del Plan de Bush incluye un anexo secreto, dicen que por «razones de seguridad nacional» y para «asegurar su efectiva aplicación». ¿Qué cosa puede ser tan mala que tienen que mantenerla en secreto? ¿Un nuevo Girón? ¿Se intensificarán los ataques contra los pescadores en alta mar y los pueblos costeros? ¿Volverán los ataques terroristas con bombas e incendios contra las tiendas y los cines? ¿Piensan intensificar los actos terroristas contra los aviones civiles cubanos en pleno vuelo como el de Barbados, que este año cumple su 30 aniversario? ¿O es una nueva ofensiva de secuestros y asesinatos de personal cubano en el exterior?

¡Para esto y mucho más disponen de 80 millones de dólares, más 20 millones todos los años!, más el dinero de las medidas secretas, que no se sabe a cuánto asciende. Con ese dinero de los contribuyentes estadounidenses también aspiran a financiar a sus agentes en Cuba, los mismos mercenarios y vendepatrias que han traicionado al pueblo de Martí, Maceo y Fidel.

Con la envoltura de un discurso demagogo para confundir, reitera los objetivos de la ilegal Helms-Burton de arrebatarles las viviendas a los cubanos para entregárselas a los oligarcas del batistato, los hoteles a la mafia y la tierra a los latifundistas.

Nos quieren exterminar por hambre y enfermedades. Ni siquiera admiten las donaciones humanitarias de las organizaciones religiosas, prohíben la adquisición de equipos médicos necesarios para la atención de los cubanos y de los pobres de América Latina beneficiados por la Operación Milagro y tratan de impedir la ayuda de los médicos cubanos a los desventurados que en cualquier lugar del mundo sean víctimas de los desastres naturales.

Quieren acabar con la felicidad de nuestros hijos; desde 2004 anunciaron que habrá muchos niños huérfanos en la calle, porque saben que van a matar a muchos de sus padres y otros tantos serán encarcelados.

Dicen que es inmerecida la jubilación de nuestros ancianos y estos para vivir, tendrán que volver a trabajar en la construcción.

En su arrogancia, olvidaron el rechazo que suscitó entre los cubanos la imposición de la Enmienda Platt a la Constitución de 1901 y en el colmo del cinismo se adjudican el derecho de hacer ellos la Constitución que nos debe gobernar, la ley electoral adecuada para restablecer la politiquería, el fraude y la ausencia en las urnas y crear, entrenar y dirigir, desde el Departamento de Estado en Washington, la policía que nos va a reprimir.

Es la misma potencia extranjera que junto a una mafia terrorista y cargada de odio decidió codificar quiénes eran nuestros familiares y restringen las visitas de los cubanos que viven allá a unos pocos días cada tres años a sus familiares aquí, incluso a los que la Casa Blanca ha dicho que son familiares.

Con toda impudicia dicen que quieren la felicidad de los cubanos y para dejar clara la verdadera intención nos imponen un bloqueo feroz que ya dura 45 años.

No podrán vencer jamás al pueblo cubano que año tras año, desde 1959, ha vencido todos y cada uno de los planes imperiales para dominar a nuestro país.

Que lo sepan el imperio y sus lacayos de adentro y de afuera, no importan los millones y la hostilidad, no importan las agresiones del anexo secreto, el pueblo cubano resiste y está alerta.Con la Guardia en alto, defendiendo el SocialismoSecretariado Ejecutivo Nacional de los CDR

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.