Destacan importancia de la estadística en la vida social

Reconocerán hoy a estadísticos destacados del país, al cumplirse 36 años del primer censo de población y vivienda de la Revolución Cubana

Autor:

Juventud Rebelde

«No se puede dirigir si no se sabe analizar, y no se puede analizar si no hay datos verídicos; y si no hay todo un sistema de recolección de datos confiables, sin mentiras y globos, si no hay toda una preparación de un sistema estadístico y de hombres habituados a recoger el dato y transformarlo en números. Esta es una tarea esencial».

Ernesto Che Guevara

«Fue el 6 de septiembre de 1970 el día en que se levantó el primer censo de población y viviendas de la Revolución. Era domingo. Se inmovilizó al país. Yo fui enumerador. Se le pidió a la gente que se mantuviera en sus casas. Recordemos el contexto, se estaba acabando la zafra del 70, y aun así, la Revolución decidió hacer un censo sin asesoría extranjera, que tuvo una importancia vital porque hacía 17 años no se realizaba este tipo de estudio en la nación, y ninguno después del triunfo del 1ro. de Enero. Téngase en cuenta que el censo es la investigación estadística fundamental que hace un país y una de las más grandes en el campo social. Transcurrió el tiempo y entonces el tercer censo de la Revolución tuvo su momento censal —instante que se toma de referencia a la hora de aplicar el cuestionario de la investigación— el 6 de septiembre de 2002 a las doce de la noche. Fue una feliz coincidencia de día». Son estos los hechos —rememora Juan Carlos Alfonso Fraga, director del Centro de Estudios de Población y Desarrollo, adscrito a la Oficina Nacional de Estadísticas (ONE), y director Nacional del Censo de Población y Viviendas realizado en el año 2002—, por los que un día como hoy cobra un significado especial para la familia de estadísticos del país.

Esa coincidencia será recordada de un modo diferente en el Memorial al Che, en Santa Clara, Villa Clara, con el reconocimiento a los que se destacan en el oficio de reunir, organizar, y analizar datos numéricos que ayudan a resolver problemas y a la toma de decisiones.

«El censo es lo más público, lo más conocido, lo que está más cerca de la cotidianidad de las personas. Y si hablamos del último, habría que recordar que hasta la actualidad sus resultados han sido utilizados para la toma de decisiones en numerosos aspectos del desarrollo económico y social de nuestro país, entre los que se destacan los programas de la Batalla de Ideas, de la Revolución Energética, los relacionados con la Vivienda y otros dirigidos al mejoramiento de la calidad de vida de la población. Pero, no es el único registro estadístico que realiza la ONE, ni tampoco los únicos beneficios que reportan sus resultados», reconoce el también experto en estudios sociodemográficos.

Para que se tenga una idea del valor de un número, una cifra, una estadística, la Oficina mueve anualmente 223 552 973 datos en 67 modelos, sin contar las encuestas.

Eso significa, por ejemplo, que todos los años sus representantes desde el nivel de municipio hasta la nación encuestan 100 000 hogares para evaluar la situación económica de sus integrantes, lo cual considera una de las acciones más importantes que realizan.

«Pero se queda en el anonimato, y puede alguien dudar de lo relevante que resultan los datos que se acopian», reconoce Oscar Mederos Mesa, jefe de la Oficina Nacional de Estadísticas, a lo que agrega su exhortación a que cada vez más la sociedad conozca que «no se concibe un estado moderno sin una estadística real, y que no es posible diseñar políticas de desarrollo a mediano y largo plazos, o reordenar un sector económico o social, si no se tienen a mano datos veraces que soporten esas estrategias. Y esas estadísticas las ofrece la Oficina, es su responsabilidad».

Otra de las tareas —puntualiza— que viene realizando la Oficina es el cálculo del Producto Interno Bruto (PIB), que es además una responsabilidad nuestra, por lo cual ha venido perfeccionando la medición de los servicios sociales que brinda la Revolución en una economía tan singular como la nuestra, que en nada se compara con el resto de la región y el mundo».

La Oficina elabora un informe mensual sobre nuestra situación económica, que le sirve a la máxima dirección del país para ir evaluando el comportamiento de un conjunto de resultados en el orden económico y social, a la vez que permite analizar la marcha de los diferentes programas que se llevan adelante.

Sitio web de la Oficina Nacional de Estadísticas en el cual encontrarán información sobre las investigaciones que realizan sus expertos. La ONE calcula también otros dos indicadores muy importantes: el índice de precios al consumidor, que si bien no hay mucha cultura en su uso, cada vez se emplea más a la hora de tomar las decisiones en todos los mercados, en el formal, en el agropecuario y en el informal. Y el otro indicador es la tasa de desocupación.

Igualmente es la encargada de realizar las encuestas que el país organiza, entre las que se encuentran las nacionales de ocupación, la de trabajadores por cuenta propia, la de salud reproductiva y la de VIH-SIDA.

La ONE tiene además la responsabilidad estatal de brindar información oficial. Hay un sistema de publicaciones, la más importante es el Anuario Estadístico que, por vez primera este año, se logra concluir con mucha antelación a lo que tradicionalmente se realizaba, incluso se le incorpora un capítulo nuevo sobre las tecnologías de la información y las comunicaciones porque ya el país tiene resultados en este campo.

Entre las novedades, cuenta con el sitio web www.one.cu donde ofrece información procurando, básicamente, la educación económica de la población y en particular de nuestros estudiantes. Es quien administra el sitio web del Gobierno cubano www.cubagov.cu.

OTRAS CARAS DE LAS ESTADÍSTICAS

La ONE tiene adscrito un Centro de Estudios de Población y Desarrollo, desde el cual se calculan, por ejemplo, la esperanza de vida al nacer, una responsabilidad de primer nivel, muy reconocida nacional e internacionalmente.

«Allí se hace, se valida y después se informa oficialmente. El ejemplo más reciente fue en el discurso del Comandante en Jefe, en Granma, durante el acto central por el 26 de Julio. También se realiza otra serie de investigaciones en el campo de la población, entre ellas, el Censo», precisa Juan Carlos, su director.

Cuentan con un Buró de Investigaciones Sociales y Económicas (BISE) que se encarga de la actividad de consultoría, y «ha venido prestando una importante ayuda a la preparación económica de los centros de trabajo; ha incorporado dentro de sus prioridades todo el tema de la Auditoría Estadística de manera que cada vez más los datos que capte el sistema estadístico del país sean confiables y coincidan con los registros primarios que llevan los centros informantes.

«Nosotros no hacemos nada con que una entidad nos dé un dato y no podamos comprobar que es real, por tanto, estamos procurando que aquello que pidamos no sea una información exclusivamente para nosotros, sino con la que trabajan diariamente», explica Mederos.

Cuba es miembro de la Comisión de Estadísticas de Naciones Unidas. Hay 24 países que integran esa entidad, por cuanto, la voz de nuestro país se convierte en la del Tercer Mundo, pues es escuchada cada año en los encuentros donde se reclama la medición de los objetivos de desarrollo del milenio.

«En cuanto a obligaciones, el país tiene la responsabilidad de brindar toda la información oficial a los organismos internacionales, entiéndase la UNESCO, la FAO, la UNICEF, la OMS, la CEPAL, la OMT, la OIT, la UIT, entre otros».

UNA TAREA ESENCIAL

—Como Jefe de la Oficina Nacional de Estadísticas e investigador y demógrafo, defínanme ¿qué significa para ustedes la Estadística?

—Juan Carlos: En el campo de las investigaciones, en el mundo de la población, somos los primeros que nos enteramos de lo que está sucediendo. Nosotros gestamos la información, la analizamos y la difundimos, por lo tanto, en asuntos sociodemográficos, si no tuviéramos estadísticas, no pudiéramos hacer eso, y no lo pudiera conocer ni el país, ni el resto de los investigadores, ni el mundo académico, ni tampoco se podrían tomar decisiones.

«En pocas palabras: la Estadística es una herramienta imprescindible para las investigaciones sociodemográficas. De ahí su importancia, porque Cuba es un país muy interesante desde el punto de vista poblacional para el seguimiento a indicadores como la esperanza de vida, el problema del envejecimiento, la baja fecundidad, su transición demográfica tan adelantada, entre otras particularidades».

—Mederos: Cuando estamos pidiendo a una empresa u organismo la información de en qué está consumiendo el combustible; cuánto tienen en las tarjetas; cuántos kilómetros recorrió el camión; cuántos pasajeros transportó; cuántas hectáreas cultivó; cuánta producción mercantil comercializó; sencillamente le estamos dando una señal de que son indicadores importantes para la medición de su actividad económica.

«Cuando estamos llamando la atención sobre los indicadores de vida al nacer, de natalidad, de mortalidad o de envejecimiento, estamos indicándole al país el hecho concreto de que en un territorio hay un fenómeno que no lo hay en otro, que debe tenerse en cuenta a la hora de tomar decisiones.

«Lógicamente, Estadísticas no concluye su trabajo con el dato. Hay todo un conjunto de hacedores de investigaciones y de otros instrumentos de medición que le dan seguimiento. La cuestión está en convertir el dato en información, y la información transformarla en decisión».

La ONE por dentro

La ONE tiene localizado 5 287 centros informantes en el país. Cuenta con una red de 639 computadoras que conecta a todas las oficinas municipales y las delegaciones provinciales, y éstas últimas con la oficina nacional, y trabaja con un sistema de procesamiento cubano que hoy se está perfeccionando, casi haciéndose nuevo de conjunto con la Universidad de las Ciencias Informáticas. Tiene 2 510 trabajadores, 15 oficinas territoriales y 169 municipales.

Acaba de ser incorporada al Programa de Entidades Priorizadas de la Conectividad Social, lo que presupone que antes de que concluya el año van a estar enlazadas en tiempo real todas sus dependencias.

Cuba primero contó con el Comité Estatal de Estadísticas que a partir del 21 de abril de 1994 se convirtió en la actual Oficina.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.